¿Cómo el SICA trabaja para garantizar el flujo comercial en la región?

Centroamérica.-

El Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) inició una ruta de negociación y articulación con diferentes sectores para garantizar la fluidez del comercio en Centroamérica, así como salvaguardar la salud de los transportistas y de la ciudadanía; esto a raíz de las medidas impulsadas por cada país para contrarrestar la expansión de COVID-19 y su impacto en la región.

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el pasado 11 de marzo, al Coronavirus como una pandemia, los Jefes de Estado y Gobierno de los países miembros del SICA se comprometieron a buscar soluciones conjuntas para afrontar la pandemia. Fue así que el 12 de marzo, en una reunión virtual extraordinaria adoptaron la “Declaración Centroamérica Unida contra el Coronavirus”, que dio como primer resultado el Plan de Contingencia Regional, aprobado por US$1,900 millones.

El Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo, apegado al espíritu integracionista que se ha impulsado en la región ha manifestado, “El diálogo y el consenso serán siempre los mejores aliados de la región en el marco del proceso de integración. Sobre todo, en este momento, que como humanidad nos enfrentamos a una pandemia sin precedentes en nuestra historia reciente. Países e instancias del SICA no descansaremos hasta encontrar las soluciones que fortalezcan el proceso de integración centroamericana y que equilibren la visión de salud y comercio”.

Es así que en este Plan orientado a complementar los esfuerzos nacionales para la prevención, contención y tratamiento de COVID-19, se contempló el Eje 2 focalizado en el fortalecimiento del comercio y las finanzas, en el cual se instruyó a mantener la fluidez del comercio para el abastecimiento de los países de la región.

En consecuencia, los Consejos de Ministros de Salud (COMISCA)de Integración Económica (COMIECO), la Comisión Centroamericana de Directores de Migración (OCAM) y Aduanas de los países miembros del SICA, la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) y la Secretaría General del SICA, realizaron acercamientos claves para mejorar las medidas regionales adoptadas en cuanto a los plazos máximos de permanencia del transporte de carga en los países miembros. Como resultado, el flujo comercial no se detuvo y se continuó con las operaciones del transporte de importación y exportación de mercancías, garantizando el abastecimiento de productos para la población en medio de la pandemia.

En la búsqueda de reducir la propagación del Coronavirus, algunos países incrementaron las acciones especialmente en las fronteras terrestres. Ante las restricciones para el ingreso de transportistas extranjeros en Costa Rica y por los problemas en las Aduanas de Peñas Blancas y Paso Canoas, se inició una serie de reuniones intersectoriales de urgencia con instituciones de Salud y Comercio para abordar estas medidas adoptadas.

Como parte del diálogo permanente, se han mantenido acercamientos con el Comité Consultivo de la Integración Centroamericana (CCIE), el cual aglutina a más de 20 Federaciones, 95 Cámaras y alrededor de 50 mil empresarios, incluidas las Federaciones de Transportistas, todo con el fin de escuchar sus apreciaciones y tomar en cuenta sus aportes, “Los Estados miembros del SICA, valoran la contribución que los transportistas han dado a la región para mantener abastecidos a los países”, afirma la Secretaría General en un comunicado emitido el día lunes 25 de mayo.

Lineamientos de Bioseguridad para el transporte de carga terrestre en Centroamérica

Producto de ese diálogo y consenso, se acordó trabajar en la formulación de un documento con “Lineamientos de Bioseguridad para el transporte de carga terrestre en Centroamérica”, el cual contempla procedimientos coordinados entre los Estados miembros para detener la propagación del virus, salvaguardar la salud del personal de transporte de carga, de los funcionarios en los puestos fronterizos y de la ciudadanía, así como el abastecimiento a las poblaciones, principalmente en la situación que vive la región a causa de la pandemia.

Los transportistas y varios Gobiernos de la región han pedido que se pueda reconsiderar la medida de Costa Rica para poder retomar y regularizar el intercambio comercial con las medidas sanitarias pertinentes, pero sin interrumpir el comercio, como había sido desde el inicio de la pandemia en un trabajo conjunto de la región.

Para trabajar y encontrar soluciones regionales a los problemas a causa del Coronavirus, los Estados miembros, las instituciones nacionales y regionales, la institucionalidad del Sistema, y otros sectores claves, se encuentran en negociaciones permanentes, tal y como se han mantenido desde el inicio de la pandemia, puesto que las decisiones en el SICA, en el proceso de integración,  se toman por consenso.

En esa línea de continuar con el diálogo, el consenso y el trabajo articulado, el pasado 24 de mayo la Secretaría General del SICA hizo un llamado a apostarle a un abordaje intersectorial y en la creación de soluciones conjuntas entre todos los países miembros, que permitan asegurar el flujo comercial en Centroamérica.

En el comunicado se exhortó a la necesidad de apostar a la facilitación de los trámites aduaneros y migratorios para los transportistas, para que concluyan el proceso de entrega de mercancías en los países y evitar el desabastecimiento, principalmente en la situación que vive la región a causa de la Pandemia por COVID-19.

Se espera que las reuniones intersectoriales que se han realizado las últimas semanas, entre las autoridades de comercio, aduanas, migración y salud, permitan encontrar soluciones conjuntas para enfrentar esta situación, tomando como base la necesidad de mantener las cadenas de suministros, en cumplimiento con las medidas sanitarias necesarias para luchar contra la propagación de COVID-19 en la región.

Recientemente el SICA presentó un estudio de “Estimación del impacto económico de COVID- 19 en Centroamérica y República Dominicana” en el que indican que se proyecta que la economía centroamericana mostrará un decrecimiento del PIB en el orden del 2.9 %, con una variación en los precios al consumidor, alrededor del 1.1% para el 2020. Para el 2021, se proyecta una leve contracción en el PIB de 0.1 % y una tasa de inflación de 2.3 %. La simulación de este mismo escenario para Centroamérica y República Dominicana indica que la variación del PIB en el 2020 sería del -1.8% y de un 1.2% en 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *