El futuro está más cerca con la llegada de la categoría 6A

Por: Jason Bautista, Solutions Architect at CommScope.- 

Es innegable que no hay forma de preparar completamente su red para el futuro; no hay forma de planificar de antemano para hacer frente a todos los retos a largo plazo, la mayoría de los cuales aún no existen. Esto es especialmente cierto en el caso de las redes empresariales que están experimentando cambios fundamentales creados por las nuevas demandas de las aplicaciones, la convergencia de redes a varios niveles y un aumento abrumador de los dispositivos conectados. Pero eso no significa que no pueda inclinar las probabilidades de éxito a largo plazo a su favor. Sí que puede.

El cableado Ethernet lucha por seguir el ritmo de las aplicaciones empresariales 

Ya en 2004, la tan esperada visión de los edificios y campus inteligentes había empezado a tomar forma. El despliegue de sistemas de automatización, información y control de edificios estaba aumentando de forma significativa, al igual que la iluminación inteligente, el DAS en los edificios y la conectividad en todo el campus.

El efecto neto de esta revolución de la conectividad en el espacio empresarial fue doble. En primer lugar, abrió la puerta a una eficiencia operativa sin precedentes en toda la empresa. En segundo lugar, obligó a los administradores de redes de TI y OT a enfrentarse a las limitaciones de su infraestructura de capa física existente, que se basaba principalmente en el antiguo cableado Cat 5/5e y Cat 6.

A medida que las redes empresariales seguían ampliando su huella, las limitaciones de distancia del cableado Cat 5/5e/6 existentes se hicieron más problemáticas. Al mismo tiempo, los requisitos de datos y energía de los sistemas y dispositivos conectados también aumentaban. Cada vez era más importante que las redes escaparan de los confines de su cableado Cat. 5 y Cat. 6. El siguiente paso en la evolución de las redes era evidente: 10 Gigabit Ethernet con el rendimiento necesario para recorrer grandes distancias.

Cat 6A: adelantada a su tiempo por diseño 

La búsqueda de la próxima generación de Ethernet estaba en marcha, liderada por el grupo de trabajo IEEE 802.3an 10GBASE-T. Comenzaron por abordar cuestiones fundamentales como la pérdida de retorno y la diafonía, lo que facilitó el camino para las especificaciones mínimas del canal de cableado para 10GBASE-T. El resultado fue una nueva clase de cableado, la Clase EA, que pronto adoptó el apelativo de Categoría 6 «aumentada», también conocida como Cat. 6A.

La Cat 6A no sólo admite velocidades de 10 Gbps, sino que también amplía la capacidad de desplegar mayor potencia y ancho de banda en cualquier lugar al alcance de los 100 m de longitud máxima del canal. Por primera vez, los dispositivos conectados pueden situarse en cualquier lugar al alcance de un switch PoE, y no de una toma de corriente.

Hoy en día, la estrategia en la que se basó el desarrollo de Cat 6A está demostrando ser acertada. La red empresarial se ha convertido en un entorno hiperconectado en el que los dispositivos y sistemas están migrando hacia el borde, más lejos del núcleo de la red y más cerca de donde se generan y aprovechan los datos y las funcionalidades.

Casi dos décadas después del lanzamiento inicial de SYSTIMAX® GigaSPEED® X10D de CommScope, Cat. 6A es la única categoría de cableado Ethernet que presenta un crecimiento sostenido en el mercado desde su introducción. Hay muchas buenas razones para ello. Por un lado, 10GBASE-T ofrece una mejor relación precio-rendimiento y un menor consumo de energía. Las drásticas mejoras introducidas en 10GBASE-T en los últimos años se traducen en un precio global y una eficiencia energética por gigabit significativamente inferiores a los de 1000BASE-T.

Habilitación de nuevas y más potentes aplicaciones de red 

No es de extrañar que el crecimiento de la tecnología sea paralelo al desarrollo de aplicaciones empresariales más exigentes (requisitos de ancho de banda y potencia), algunas de ellas son:

Wi-Fi 6/6E, la computación de alto rendimiento (High-Performance Computing), las redes de área de almacenamiento (SAN)/Almacenamiento conectado a la red (NAS), el acceso a la colaboración multisitio y el Grid Computing. Muchos sectores de la industria utilizan actualmente plataformas informáticas de alto rendimiento para soportar aplicaciones de gran intensidad de ancho de banda, como la transmisión de vídeo, las imágenes médicas, las aplicaciones centralizadas, los gráficos de alta gama, las tecnologías de visualización y la agrupación de datos, estas herramientas requerirán cada vez más ancho de banda y la capacidad de datos ampliada de Cat 6A será clave para permitir estas capacidades.

Mirando hacia una red empresarial más resistente y preparada para el futuro 

Si miramos atrás 18 años de historia del cableado Categoría 6A, vemos que ha permitido el desarrollo y la implantación de muchas aplicaciones que requieren un gran ancho de banda y de las que las empresas actuales no pueden prescindir. Y aún no ha terminado: sigue siendo la infraestructura recomendada para las nuevas construcciones modernas y promete seguir siendo relevante durante muchos años. La prueba de su éxito es el volumen de ventas, que sigue creciendo casi dos décadas después del borrador inicial de la norma.

Aunque es posible que nunca pueda preparar completamente su red empresarial para el futuro, puede asegurarse de que esté preparada para el futuro. Para obtener más información sobre cómo el portafolio SYSTIMAX®, Uniprise® y NETCONNECT® Cat 6A de CommScope pueden ayudarle a construir una red más resistente y adaptable, consulte nuestra página de recursos de Categoría 6A.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: