Tendencias de videovigilancia para el comercio minorista: ¿qué hay que tomar en cuenta para las necesidades de hoy y mañana?

Ciudad de México.-

Durante la pandemia, el sector del comercio minorista se vio altamente afectado por el cierre de negocios, y después de la cuarentena el reto más importante es la reapertura con base en los nuevos protocolos de sanidad, por lo que este momento es crucial para desarrollo de los minoristas en la nueva normalidad. Es tiempo de adaptarse y replantear procesos operativos, así como estrategias de seguridad para lograr negocios ágiles y preparados para los desafíos del mercado. La agilidad en los retailers conlleva cambios organizacionales basados en la constante y metódica innovación de procesos, con el apoyo de tecnología que amplíe la experiencia y capacidad humana, por lo que hoy deben tomar en cuenta la inclusión de la videovigilancia pensado en la capacidad que les dará para hacer frente a las necesidades actuales y los retos futuros.

Tres tendencias de seguridad

De acuerdo con Mauricio Swain, Gerente de Desarrollo de Negocios de Axis en Latinoamérica, el gran reto para los minoristas es mantener instalaciones seguras, rentables y capaces de generar una experiencia de seguridad sanitaria para los visitantes y empleados.

Ante el panorama por el que se enfrenta el sector, un sistema de video IP es una herramienta tecnológica crucial para el retail, pues hoy permiten mantener el cumplimiento de las normas de sanidad, no obstante, también ayudan a generar inteligencia en el negocio, al recopilar información de las cámaras como saber cuáles son los pasillos más concurridos, o los horarios con mayor demanda.

La importancia de la videovigilancia IP para el sector radica en su usabilidad y es que hoy, las nuevas tendencias de seguridad se están preparando para que los negocios las aprovechen no sólo en el nuevo normal, sino que busquen generar una visión de la tecnología que vaya más allá y detone su potencial para proporcionar información sobre la actividad de centros comerciales, las tendencias de consumo, periodos pico de compra y algunas evaluaciones sobre las promociones, mejores horarios para ejecutar campañas de marketing, etc.

Estas son tres tendencias de seguridad electrónica para los comercios minoristas pensadas para las necesidades de hoy y mañana.

1. Analíticas de video: El análisis de video es una tecnología está tomando vital relevancia, ya que ayuda a que las cámaras sean más funcionales. Por ejemplo, un dispositivo identifica a las personas que ingresan a las instalaciones, posteriormente queremos que este equipo detecte a quienes entran sin cubrebocas, entonces la analítica es ese software capaz de hacer un cruce de información y detectar de forma efectiva a esos individuos.

Durante la pandemia, diversas empresas como Axis adaptaron sus analíticas para ayudar a los negocios a detectar posibles síntomas como la tos, además de monitorear el control de aforos en lugares cerrados y conteo de personas que entran a un establecimiento. Estas tecnologías han mostrado su capacidad para solventar las demandas de la nueva normalidad, sin embargo, el análisis inteligente también se puede usar en el futuro. Por ejemplo, generar información sobre la estimación de ocupación en las instalaciones, conocer las zonas de mayor concentración, o la posibilidad de generar estrategias de atención al cliente al disminuir el tiempo de las filas en cajas, entre otras.

2. Control de acceso: Los videoporteros se están posicionando como una tecnología que no puede faltar en los establecimientos, ya que la diminución del contacto con las personas en las entradas de los negocios minimizará correlativamente los riesgos de contagio.

Estas soluciones son ideales no sólo para disminuir el contacto con personas, sino con puertas que se abren constantemente, por ejemplo, de los almacenes donde se guardan los productos en stock, entradas y salidas de proveedores, etc., por lo que muchos de los protocolos sanitarios los están contemplado como una alternativa para mitigar riesgos. No obstante, la solución también cuenta con la capacidad de monitorear lo que sucede al exterior del inmueble y alertar si se presenta un acto de vandalismo, gestiona los accesos de forma inteligente para hacerlos más eficientes y permite la comunicación con personas que se encuentren cerca del dispositivo.

3. Audio IP: Esta tecnología tiene una virtud muy importante y es la capacidad que da a los comercios minoristas para generar experiencias en el consumidor, y hoy será necesario que los negocios busquen garantizar esta sensación de seguridad sanitaria para mantener activas las ventas. El audio IP representa una infinidad de posibilidades pues permite realizar anuncios directos o programados cuando la cámara detecte a una persona que no cumple el distanciamiento social, acto seguido, un altavoz inteligente emite un mensaje con la finalidad de persuadir a las personas a mantener su distancia. Lo mismo ocurre si identifica a alguien que no porta un cubrebocas o se encuentra tosiendo, con el objetivo de actuar en consecuencia y disminuir riesgos de contagio.

Gracias al sonido se pueden multiplicar los beneficios del sistema de videovigilancia y disfrutar de importantes ventajas prácticas. Las soluciones de video en red le permiten agregar un sistema de audio útil para generar un ambiente agradable, tanto para los trabajadores como para quienes visitan su tienda. Esto es de gran ayuda, ya que de esta forma puede administrar el tipo de música que desea para zonas específicas y con el volumen deseado. Además, le ayudará a generar mensajes dirigidos a sus clientes o empleados, de esta forma, puede facilitar la detección de situaciones, tener una mejor idea de lo que sucede dentro del negocio y ofrecer valiosa información para sus clientes como ofertas u horarios de servicio.

Mauricio Swain, Gerente de Desarrollo de Negocios de Axis, considera que estas tendencias de seguridad permitirán a los negocios cumplir con los protocolos sanitarios, así como aprender más sobre sus visitantes, mejorando la experiencia de compra en general. Estos son sólo algunos ejemplos de lo que los sistemas de videovigilancia en red ofrecen al negocio, pero es importante que identifique sus necesidades actuales y contemple las futuras para poder adaptar una plataforma más robusta. El futuro para el comercio minorista no es incierto, pues, aunque no es posible predecir los cambios en el mercado, los minoristas sí pueden prepararse con el apoyo tecnológico para impulsar negocios resilientes, con mejores procesos y la capacidad de responder a los desafíos que se presentan. Swain explica que esta cuarentena fue la antesala para el despliegue de un sector cada vez más inteligente y preparado para el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *