La cantante Milly Quezada, “descorazonada” por la muerte de Johnny Ventura

Nueva York | EFE News.-

La cantante dominicana Milly Quezada, conocida como la “Reina del merengue”, dijo sentirse “descorazonada” con la muerte de su compatriota Johnny Ventura, una pérdida que “no estamos preparados para asumir, ni el país ni el mundo de la música”.

“La irreparable pérdida de Johnny Ventura para mí y mi equipo de trabajo, encabezado por mi representante Pedro Núñez Del Risco, es trágica y difícil de asimilar”, indicó Quezada en un comunicado en el que compartió varias fotos junto a su amigo y compañero de escenarios.

“Para nosotros y para todo el país, así como la diáspora dispersa en cualquier parte del mundo, ha partido un hombre que siempre estuvo ligado a los mejores intereses de su familia, su gremio y su patria”, agregó la intérprete, radicada en Nueva Jersey.

El famoso merenguero falleció el miércoles en un hospital de la República Dominicana a los 81 años -tras cinco décadas de carrera en la que se convirtió en un icono-, y los mensajes de sus admiradores y compañeros artistas no se hicieron esperar.

Quezada recordó que el pasado lunes tuvo a su amigo Johnny Ventura como “coach” de entrenamiento para el equipo que ella asesora en “The Voice Dominicana”.

“Aceptó mi invitación y pasamos un día entre risas, recuerdos y consejos a los jóvenes concursantes, haciendo énfasis de su acostumbrada solidaridad”, señaló la artista.

Por su parte Núñez destacó que Ventura, que se mantenía activo en la música, fue el merenguero “más trascendental” que ha nacido en la República Dominicana.

Señaló que la vida del “Caballo Mayor”, como se le conocía, incluyó haber sido carbonero, “un innovador merenguero, ilustre diputado, distinguido alcalde de su ciudad natal Santo Domingo” de 1998 a 2002, y que además “tuvo la osadía” de completar sus estudios en Derecho a una edad adulta”.

Por su parte, el representante federal Adriano Espaillat, primer dominicano electo al Congreso de EE.UU., rindió tributo a su amigo en la Cámara Baja, donde aseguró que para la diáspora Ventura “era la conexión a través de su música con la patria que por razones económicas muchos se han visto obligados a dejar”.

Recordó que el año pasado estuvo en Washington con el músico cuando le rindió homenaje por su carrera.

“Su música, su energía y sonrisa contagiosa están siempre en nuestros corazones. Su trayectoria trascendió más allá de la música, ya que también fue un servidor público”, indicó Espaillat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *