Congresistas de EEUU piden investigar el envío de médicos cubanos a México

Miami | EFE.-

Congresistas estadounidenses de origen cubano pidieron al Gobierno federal que investigue las presuntas violaciones por parte de México del tratado de libre comercio de Norteamérica (T-MEC) debido al uso de personal médico de Cuba.

El senador Marco Rubio y los representantes María Elvira Salazar, Mario Díaz-Balart y Carlos Giménez, todos ellos de Miami y de origen cubano, enviaron este lunes una carta a la Oficina de Comercio y Asuntos Laborales del Departamento de Trabajo para que abra una investigación sobre la «esclavitud» de médicos cubanos en México.

«Sabemos los horrores que comete el régimen cubano y sus llamadas ‘misiones de intercambio de profesionales médicos’ no son una excepción», declaró Salazar en un comunicado sobre los motivos que les llevaron a mandar el pedido por carta al Gobierno federal.

En opinión de la congresista floridana, la aceptación por parte de México de «mano de obra explotada» y la «trata de personas» menoscaba la integridad del T-MEC, que en julio de 2020 reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En su opinión, el uso de médicos cubanos enviados por el Gobierno de La Habana podría violar las disposiciones de Derechos Humanos del acuerdo comercial norteamericano.

En abril de 2020, el secretario de Salud de México, Jorge Alcocer, firmó un acuerdo que autorizaba a los Gobiernos locales a «contratar personal profesional de la salud con formación en el extranjero» mientras duraba la pandemia del coronavirus.

Eso permitió que la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) contratase en 2020 a cientos de médicos cubanos para apoyar en atención primaria durante la pandemia.

Pero, según los congresistas, estos médicos cubanos se ven «obligados» a trabajar en el extranjero, dado que sus familias «corren peligro» si no lo hacen, y además que el Gobierno de la isla les «roba» el salario.

El Gobierno de los Estados Unidos ha reconocido oficialmente las misiones médicas internacionales de Cuba como graves abusos contra los Derechos Humanos y una forma de esclavitud moderna, señaló la misiva.

Por ese motivo, los cuatro firmantes de la carta al Departamento de Trabajo aseguran que este «esquema de tráfico» de personas debe ser examinado para mantener la «integridad» del T-MEC.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: