El Reino Unido prepara una cumbre del G7 presencial en Cornualles para junio

Londres | EFE.-

El Gobierno británico anunció este sábado que el próximo G7 se celebrará entre el 11 y el 13 de junio en Cornualles (suroeste de Inglaterra), y espera que sea la primera cumbre de líderes mundiales presencial en cerca de dos años.

La localidad costera de Carbis Bay acogerá una reunión en la que los mandatarios del Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Estados Unidos y la Unión Europea abordarán “retos compartidos” como la lucha contra el coronavirus y el cambio climático.

El despacho oficial del primer ministro británico, Boris Johnson, indicó en un comunicado que la cumbre será “en persona”, después de que el G7 de 2020 se cancelara por la pandemia y la cita del G20 el pasado diciembre se celebró de manera virtual.

TRES PAÍSES INVITADOS

Los líderes de Australia, India y Corea del Sur participarán en la cumbre como invitados a fin de “ampliar la experiencia y el conocimiento alrededor de la mesa”, señala la nota de Downing Street.

El Reino Unido ha impulsado en los últimos meses la idea de ampliar el G7 para convertirlo en “D10”, un club de países democráticos influyentes que agregaría tanto a Australia y la India, ambos miembros de la Mancomunidad de Naciones británica, como a Corea del Sur.

“Entre los diez líderes, representan a más del 60 % de las personas que viven en democracias en todo el mundo”, subrayó el Gobierno del Reino Unido.

PANDEMIA, CAMBIO CLIMÁTICO Y COMERCIO

“El coronavirus es, sin duda, la fuerza más destructiva que hemos visto durante generaciones y la mayor prueba al orden mundial moderno que hemos experimentado. Lo correcto es que afrontemos el reto de superar este desafío haciéndonos mejores, uniéndonos en un espíritu de apertura para crear un futuro mejor”, afirmó Johnson.

El G7 “ha sido durante largo tiempo el catalizador de acciones internacionales que han sido clave para enfrentarnos a los mayores desafíos”, esgrimió.

“Desde cancelar la deuda de los países en desarrollo, hasta la condena universal de la anexión de Crimea por parte de Rusia, el mundo ha mirado al G7 con la expectativa de que apliquemos nuestros valores compartidos y nuestro poder diplomático para crear un planeta más abierto y próspero”, recalcó el primer ministro.

Como anfitrión de la cumbre del clima COP26 que se celebrará en Glasgow (Escocia) en noviembre, el Reino Unido promoverá el debate entre los líderes mundiales sobre las amenazas medioambientales.

Tras haber roto sus lazos con la Unión Europea (UE) el pasado 1 de enero, Londres fomentará asimismo el diálogo sobre el “comercio abierto” global y la cooperación en campos como la ciencia y la tecnología.

En este año crucial para la posición internacional del Reino Unido el país asumirá además en febrero la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

LOS OJOS DEL MUNDO SOBRE CORNUALLES

La cumbre del G7 convertirá durante unos días a Carbis Bay y el vecino pueblo de St Ives, ambos frente a idílicas playas bañadas por el Atlántico, en focos de la atención informativa global.

“La elección de Cornualles como sede para esta cumbre significará que los ojos del mundo estarán sobre esta bella, histórica e innovadora región”, señaló el Gobierno británico, que estima que la reunión de líderes tendrá un impacto de 50 millones de libras (56 millones de euros) en ese territorio.

El Ejecutivo espera que la cumbre deje un “legado a largo plazo en la región” y fomente un “sólido incremento del turismo en el futuro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *