Florida se prepara para el encuentro con el huracán Ian, de categoría mayor

Miami | EFE.-

Declarada en emergencia, Florida se prepara para el encuentro con el huracán Ian, que ya tiene categoría 2 y se prevé que alcance categoría de huracán mayor antes de castigar la parte central de la costa oeste del estado sureño esta semana.

Si se cumplen los pronósticos, los vientos de Ian llegarán a tener categoría 4 de la escala Saffir-Simpson (del 1 al 5) el miércoles cuando esté sobre las cálidas aguas del Golfo de México, después de haber impactado en Cuba.

El jueves, con vientos de categoría 3, estará azotando la bahía de Tampa y el viernes, con categoría 1, tocará tierra más al norte de Florida.

El mensaje de las autoridades a los floridanos es claro: que el huracán no los sorprenda sin haberse preparado.

«Sabemos que vamos a tener un gran impacto en el estado», sostuvo este lunes el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien añadió que muchas personas en la ruta que podría seguir Ian probablemente perderán la energía eléctrica, por lo que deben estar preparadas

Al respecto, la compañía de suministro eléctrico FPL anunció que movilizó una fuerza de más de 13.000 trabajadores para el restablecimiento de en caso de cortes por el huracán, mientras que Duke Energy, sin dar cifras, dijo haber hecho lo mismo para poder «restablecer la energía de la manera ms rápida y segura posible».

Por su parte, el Gobierno federal aseguró este lunes en un comunicado que las actividades de respuesta de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) «ya están en curso».

Según los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes (NHC), los posibles efectos de Ian en Florida son un aumento del nivel del mar por marejadas ciclónicas, lo que significa entrada de agua marina en tierra, fuertes vientos, que pueden dañar infraestructuras y edificaciones, y lluvias intensas, que pueden causar inundaciones.

El NHC advirtió en un boletín publicado esta tarde hora del Este que las marejadas ciclónicas pueden elevar el nivel del mar entre 5 y 10 pies (entre 1,5 y 3 metros) en la zona de Tampa, que será la que más sufra este efecto del paso de Ian.

En la bahía de Tampa residen más de 3,1 millones de personas.

Los medios de esa ciudad informaban este lunes de las mejores rutas para los que decidan dejar sus lugares de residencia mientras Ian esté cerca de la zona y qué llevar consigo.

Mientras, las autoridades daban los habituales consejos para proteger las casas y negocios y cómo no poner en riesgo la vida y anunciaban los lugares de reparto de bolsas con arena para evitar la entrada del agua en edificios.

Numerosas personas acudieron a supermercados, ferreterías y gasolineras para abastecerse de lo necesario para esta situación de emergencia, pero encontraron que ya no quedaban lo que buscaban.

EVACUACIONES, REFUGIOS Y GUARDIAS NACIONALES

Las autoridades de los condados de la costa oeste de Florida dieron órdenes de evacuación obligatoria para los habitantes de las zonas costeras y bajas, y recomendaron la evacuación voluntaria en otros lugares.

También anunciaron la apertura de refugios y el cierre de escuelas y edificios públicos.

En algunas zonas no se cobran peajes en las autopistas para facilitar las evacuaciones.

La alcaldesa de Tampa, Jane Castor, anunció que la compañía de taxis privados Uber ofrece ya servicios gratuitos a las personas que se dirijan a los 49 albergues habilitados.

También los autobuses urbanos llevarán a los refugios de manera gratuita y habrá 19 centros recreativos en los que los padres podrán trabajar en remoto mientras sus hijos se entretienen.

En su rueda de prensa de este lunes, DeSantis dijo que ya se «activaron» 5.000 miembros de la Guardia Nacional de Florida, junto con otros 2.000 de los estados de Tennessee, Georgia y Carolina del Norte para ayudar a Florida en la fase de recuperación.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) instó a los residentes de Florida a que «tengan listos sus planes para el huracán» y a prestar atención a las «actualizaciones de los pronósticos, las indicaciones emitidas por sus funcionarios locales y seguir las órdenes locales de evacuación o desalojo».

FEMA está enviando suministros y personal a los estados de Florida y Alabama, incluidos 3,5 millones de litros de agua y 3,6 millones de raciones de comidas.

El presidente Joseph Biden, que suspendió una visita que tenía prevista a Florida para mañana, aprobó el pasado sábado la solicitud de una declaración de emergencia presentada por DeSantis.

Ian, curto huracán de 2022, no solo castigará la costa oeste de Florida, sino también los Cayos de Florida. El suroeste y el sureste del estado sentirán las lluvias de sus bandas exteriores, de acuerdo con el NHC.

El último huracán mayor que impactó en Florida fue Michael en 2018. Michael tocó tierra en Mexico Beach (noroeste del estado) el 10 de octubre de 2018 con vientos de 160 millas por hora (más de 250 km/h) e hizo que el nivel del mar se elevase hasta 4,2 metros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: