Oposición sudanesa llama a marchas y desobediencia civil el 13 y 14 de julio

La oposición sudanesa echó hoy un nuevo pulso a la junta militar que lidera el país con multitudinarias marchas, que elevan a 7 los fallecidos en las calles para exigir el traspaso del poder a una autoridad civil. EFE/EPA/MARWAN ALI

Jartum | EFE.-

La oposición sudanesa liderada por las Fuerzas de Libertad y Cambio ha llamado a nuevas marchas del “millón” y a la desobediencia civil los próximos 13 y 14 de julio, tras el éxito de la manifestación de ayer y pese al avance en el proceso para reanudar las negociaciones con la junta militar que gobierna Sudán.

Madani Abas Madani, un portavoz de la plataforma opositora Fuerzas de Libertad y Cambio, anunció en una rueda de prensa los días para las próximas convocatorias previstas en el país africano e indicó que “civiles que se manifestaron ayer en 38 ciudades no realizaron ningún daño a las instituciones públicas” durante las marchas en las que “9 personas murieron y 297 resultaron heridas”.

Sin embargo, el Comité Central de Médicos, que agrupa a sindicatos opositores del sector, cifró hoy en diez las personas que perdieron la vida en las manifestaciones.

Madani ha confirmado que “el trabajo en el proceso político no se ha detenido” y que han “aceptado en principio”, pero “con reservas”, la iniciativa conjunta de Etiopía y la Unión Africana (UA), que actúan como mediadores en las negociaciones, sin precisar más sobre esos puntos en conflicto.

“Hoy nos reunimos con los enviados africanos, dijeron que han revisado nuestras observaciones, las evaluarán bien y nos contarán sobre el consejo militar”, señaló Madani.

Afirmó que continúan los arrestos, que “se han renovado e intensificado en los últimos días” e informó de que hoy han detenido a dos activistas, sin dar más detalles.

Agregó que la junta militar “se está moviendo en otra dirección y el poder no ha sido entregado a civiles tres meses después del derrocamiento del presidente Omar al Bashir”, que gobernó el país con puño de hierro durante treinta años.

La última iniciativa conjunta de Etiopía y la UA propone que el consejo esté integrado por siete civiles y siete militares y un miembro consensuado entre las dos partes.

Los generales han puesto como condición que un militar lo presida durante los primeros dos años y un civil, el último año de la transición, fijada en tres años.

Las negociaciones entre la junta militar y los partidos y grupos civiles se rompieron a principios de junio tras el desalojo violento de la acampada de protesta frente a la sede el Ejército en Jartum y la represión que siguió en las calles de la capital, en la que murieron más de 100 personas, según los opositores.

Etiopía y la UA han intentado desde entonces reconducir la situación y que las dos partes vuelvan a la mesa de negociaciones, pero estas sólo han tenido lugar de forma directa y con muy pocos progresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *