El Día del Padre nicaragüense

Por Elvis Gómez Mena | Editor | cawtv.net | Managua.-

En verdad la respuesta al título de esta nota de opinión no la tiene nadie o la tenemos todos, ya que muchos no saben y otros creen que ellos son los mejores padres del mundo, lo cierto del caso es que la crianza de los hijos es uno de los temas que ha cambiado a través del tiempo.

Ésta es una de las responsabilidades más importantes de todo ser humano, porque dejar el planeta en manos de una nueva generación de personas que no sólo puedan manejarlo y manejarse ellas mismas con efectividad, sino que logren finalmente hacer de este mundo un lugar de paz y amor para siempre, es algo sumamente difícil.

Todos los papás queremos que nuestros niños crezcan satisfechos de sí mismos, que se conviertan en seres con sus capacidades desarrolladas. Que se desenvuelvan para ser personas sin límites en cada aspecto de su vida. Que sean positivos y no pesimistas. Pero ¿sabe cómo puede comenzar a impactar positivamente la vida de sus hijos para que esto sea una realidad? Podría comenzar con ser un ejemplo para ellos, ya que sus acciones y no sus sermones son los que lograrán este impacto positivo en la vida de sus hijos. Pero cuidado porque, ¡usted puede ser el mejor o el peor ejemplo para ellos!
Solo imagínese que va al dentista y él le da una reprimenda sobre la importancia de una buena higiene bucal, y cuando le sonríe tiene los dientes en pésimo estado. O está hablando con su médico, y le comenta el terrible efecto de la nicotina mientras le echa el humo del cigarrillo en su cara. Su reacción normal sería pensar: “Este tipo es un hipócrita”. La misma lógica se aplica en la enseñanza de actitudes sobre la vida. Si su objetivo es ayudar a sus hijos para que aprecien la vida y siempre sean capaces de disfrutar de ella, tendrá que empezar esa tarea trabajando primero consigo mismo y modelando este tipo de actitud en todos sus actos.

Usted debe ser un ejemplo viviente. Es esencial mostrarle a los hijos el retrato de una persona que se respete a sí misma, si eso es lo que quiere inculcarles. Es importante que sea coherente con su propia vida.

Recuerde siempre que no hay mejor respuesta para la actitud negativa de un niño, que un ejemplo positivo. La mejor respuesta para un niño con mal genio, es una persona calmada.

Así las cosas considero que no hay mejor manera de criar a nuestros hijos que exhibiendo con orgullo nuestro ejemplo. Por supuesto que cada uno debe encontrar la mejor forma para guiar a los muchachos, pero en todos los modelos lo importante es hacerlo con cariño, y entendiendo que la fórmula que utilizaron mis padres no necesariamente es la más conveniente para mis hijos, eso depende de muchas circunstancias; y somos nosotros los llamados a descubrir cuál es la mejor forma para sacar la tarea como papás.

Pero bueno, lo importante es que los niños entiendan que verdaderamente los queremos, y que todo lo que hacemos es por su bien. ¡Feliz día a todos los papás de verdad!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: