Quién pudiera tener la dicha que tiene la Policía de Nicaragua.

Managua | EFE.-

Quién pudiera tener la dicha que tiene la Policía Nacional de Nicaragua, que cada vez con más frecuencia encuentra sacos llenos de dinero en las playas, automóviles abandonados, o entre sandías, en cantidades tan grandes que un nicaragüense no obtendría ni sacándose la lotería.

Al menos esa es la percepción en el tercer país más pobre de América Latina, donde la Policía suele reportar el hallazgo de cantidades millonarias, generalmente en dólares, supuestamente asociadas al narcotráfico internacional, sin explicar cómo dieron con el dinero, su procedencia, a qué cartel pertenece y con escasos sospechosos capturados, ninguno de estos con poder dentro de alguna organización criminal.

En lo que va de 2020, las autoridades nicaragüenses han decomisado al menos 11,3 millones de dólares encontrados en diferentes escenarios, pero solamente ocho personas han sido capturadas como sospechosas, según la información divulgada por la Policía Nacional.

Los reportes policiales sobre las incautaciones de dinero suelen tener el mismo patrón, generalmente se trata de cantidades grandes pero no sobresalientes, ya que suelen mantenerse por debajo del millón de dólares, aparecen en lugares poco frecuentados pero no desérticos, aunque a veces también en retenes policiales o puestos aduaneros, la técnica de Scintrex que detecta partículas de cocaína siempre da positivo, y la mayoría de traficantes escapa incluso si está rodeados de autoridades.

La casi invariable versión oficial sobre los hallazgos de pequeñas fortunas ha despertado suspicacia entre una parte de los nicaragüenses, que suelen comentar con ironía la “suerte” de la Policía.

¿SUERTE O FALTA DE TRANSPARENCIA?

“Milagrosa e inexplicablemente los narcos pasan dejando miles de dólares semanalmente por Nicaragua”, dijo un usuario de Twitter, luego del más reciente caso en que la Policía dijo “encontrarse” 441.620 dólares, en un vehículo, mientras su ocupante huía, hace tres días.

“En Nicaragua sólo la Policía sandinista tiene esa ‘suerte’ de encontrar millones y millones de dólares olvidados en los caminos”, comentó otro internauta en agosto pasado.

“La Policía de Nicaragua, a cada rato vive encontrando miles de dólares (…) sin dueño; clase suerte, yo jamás me encuentro ni 10 pesos”, señaló un tercero, en junio.

Para el experto en temas de seguridad Roberto Orozco, en realidad no se trata de suerte, sino de operaciones de inteligencia que posiblemente no son explicadas al público con transparencia.

“Es normal, porque aquí hay dos tipos de flujo, el que va hacia el norte, que es la droga, y el que va hacia el sur, que es el dinero, en Centroamérica circulan grandes cantidades de dinero, hay una economía subterránea por el flujo del tráfico ilícito, no es extraño, la frecuencia con que ocurre es lo que llama la atención”, explicó a Efe Orozco.

Para el especialista, “el 90 % de los casos son operaciones de inteligencia, que implica seguimiento, monitoreo, captura, y condena, después de ese proceso viene el decomiso, que se da en sentencia firme, lo otro es atípico: no encontrás todos los elementos de la operación, el seguimiento, la captura, la incautación”.

MÁS DINERO TRAS SANCIONES

Otra particularidad es que la “suerte”, o eficiencia, de la Policía de Nicaragua ha “mejorado” desde marzo pasado, cuando Estados Unidos aplicó sanciones económicas contra la institución, a la que señala como responsable de violaciones a los derechos humanos, en medio de la crisis sociopolítica local.

Entre septiembre de 2019 y agosto de 2020, la Policía decomisó 20,87 millones de dólares y 8,3 millones de córdobas (240.325 dólares), pero la mayoría de ese dinero, el 53 %, fue encontrado a partir de marzo pasado, es decir, desde que las sanciones estadounidenses sacaron a la institución del sistema bancario.

Tal coincidencia ha despertado teorías, como el hecho de que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, supuestamente utiliza a la institución para “lavar dinero”, ya que Estados Unidos ha sancionado a más de 20 de sus allegados, entre familiares, empresas, instituciones estatales, familiares, y allegados, incluyendo a su consuegro, el jefe de la Policía Nacional, Francisco Díaz.

Orozco, quien llamó “especulaciones” a dichas teorías, recordó que “la Policía tiene otros mecanismos que le han permitido evadir las sanciones, a través de colaboraciones interinstitucionales, triangulaciones o cobros de obligaciones en efectivo.

Para el experto, lo que en definitiva demuestran los millonarios hallazgos policiales es la falta de transparencia.

“No sabemos (el origen del dinero), porque no hay información, y además, porque la Policía está ocultando sus estadísticas, que ahora lo estén divulgando más (los decomisos) no significa que esté agarrando más, simplemente se está publicitando más, la falta de transparencia ha hecho que se emitan juicios de valor basados en la especulación”.

Mientras tanto, los memes y comentarios sobre la “suerte” policial continúan en las redes sociales, al ritmo que los hallazgos.

“La Policía sandinista no para de encontrar millones de dólares ‘abandonados’ en Nicaragua”, comentó un internauta. “Quisiera ser como la Policía de Nicaragua, encontrar millones de dólares sin dueño en carros y calles”, siguió otro.

(c) Agencia EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *