Vicepresidenta de Nicaragua critica a Europa por su defensa de los DD.HH.

Managua | EFE.-

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, arremetió este viernes contra Europa por su defensa de los derechos humanos, que en más de una ocasión ha tenido como blanco el país centroamericano.

“Los imperios europeos, que hoy se jactan de promover, proteger, defender, los derechos humanos, cuánta ignominia en su historia, cuánto dolor sembraron en el mundo entero, cuántas cabezas, cuántos manos cortaron, cuántos seres humanos fueron víctimas de las codicia de los imperios europeos”, dijo Murillo, en una alocución.

La esposa del presidente Daniel Ortega lanzó sus críticas contra Europa, mientras hacía alusión al Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos.

La primera dama y varios de sus hijos han sido objeto de sanciones emitidas por la Unión Europea y Reino Unido, que señalan a la familia del presidente nicaragüense de “serias violaciones contra los derechos humanos” y por su apoyo a las elecciones “fraudulentas” de noviembre pasado, en las que Ortega y Murillo fueron reelegidos para los cargos de presidente y vicepresidenta, respectivamente, con sus principales contendientes en prisión.

Además, señaló a “los imperios del norte de nuestra América”, porque, a su juicio, “creen que pueden gobernarnos o dominarnos a punta de amenaza”.

Al igual que la Unión Europea y Reino Unido, Estados Unidos y Canadá han aplicado sanciones a la vicepresidenta y una parte de sus hijos, entre estas, la prohibición del ingreso a sus territorios, congelamiento de bienes en dichos países en caso de que los tengan, y el impedimento a que sus ciudadanos realicen negocios con los sancionados.

“Creen que la manera de dominarnos es la pobreza, esa es la verdad, pero, como dijimos en el año 79 (1979), vencimos, somos libres en nuestra Nicaragua, y jamás volveremos a ser esclavos”, continuó.

El rechazo de la familia Ortega y los países que consideran capitalistas es conocida desde los años 80, cuando el líder sandinista gobernó Nicaragua por primera vez (1979-1990), y se posicionó del lado de países como Cuba o la Unión Soviética.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: