Abdo Benítez se disculpa con el padre que interrumpió un acto por la muerte de su hijo

Asunción | EFE.-

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se disculpó este jueves con un hombre que interrumpió un acto que él encabezaba para denunciar que su pequeño hijo murió por falta de una unidad de terapia intensiva pediátrica en su ciudad.

«Le pido disculpas, no solamente a él, (sino) por mucho de lo que no hemos hecho los políticos en su tiempo y en su momento», afirmó Abdo Benítez, en un discurso en la ciudad de Coronel Oviedo (unos 140 kilómetros al sureste de la capital paraguaya).

Asumió su responsabilidad «como parte de una clase política» a la cual consideró se le tiene que exigir «mucho más, porque se puede hacer mucho más».

El gobernante se pronunció después de que Aníbal Rojas interrumpió el discurso de un funcionario durante la inauguración de unas unidades de salud en el hospital de Coronel de Oviedo.

Rojas relató ante el mandatario y los otros asistentes que su hijo Axel, de un poco más de un año de edad, falleció recientemente después de ser diagnosticado con atrofia muscular espinal (AME).

«En nuestro hospital no hay ninguna unidad de cuidados intensivos para niños», se dolió el hombre. «Cando Axel entró en crisis -añadió, con voz entrecortada-, los doctores acá se desesperaron porque no había nada para hacer por él».

En respuesta, el mandatario aseguró que esa denuncia desnudó «la deuda histórica» que existe con el sistema de salud en el país y que aseguró es imposible de subsanar en cinco años de mandato.

«Y yo a lo mejor y cualquiera de nosotros hubiésemos hecho lo mismo», confesó el presidente.

Reconoció que no había terapia intensiva pediátrica «en ningún lugar» del interior del país cuando empezó su gestión, en agosto de 2018.

En ese contexto, afirmó que hoy existen dos unidades de cuidados intensivos infantiles fuera de Asunción, en las localidades de Ciudad del Este y Encarnación, y que está proyectada otra para Ciudad Oviedo.

Defendió igualmente que ha gobernado en uno de los «peores momentos de la historia de la humanidad» y de su país, en alusión a la pandemia, que consideró la «peor guerra no convencional» que ha afrontado el Paraguay después de los conflictos bélicos de la Triple Alianza (1864-1870) y del Chaco (1932-1935).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: