Antisistema Chaves favorito para ganar balotaje presidencial Costa Rica: encuesta

Rodrigo Chaves, candidato presidencial del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), habla con medios durante una conferencia de prensa en San José.
SAN JOSÉ | Reuters.-

El candidato de discurso antisistema Rodrigo Chaves, se perfila como favorito para ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Costa Rica, que se celebrarán en un mes, según una encuesta publicada el martes por la estatal Universidad de Costa Rica (UCR).

Chaves, del novel Partido Progreso Social Democrático (PPSD), recibe el apoyo del 46,5% de los probables votantes para gobernar el país centroamericano para el período 2022-2026.

El economista de 60 años supera al 35,9% que capta el expresidente centrista José María Figueres, del histórico Partido Liberación Nacional (PLN), quien triunfó en la primera vuelta de principios de febrero.

Sin embargo, aún el 15,3% de los probables votantes está indeciso, de acuerdo con el estudio del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la UCR, basado en 1.000 entrevistas realizadas entre el 22 y el 24 de febrero y que tiene un margen de error de +/-3 puntos porcentuales.

Cerca de 3,5 millones de costarricenses están habilitados para acudir a las urnas el 3 de abril, aunque solo el 60% votó en la primera ronda, la cifra más baja en décadas.

Chaves, funcionario del Banco Mundial hasta 2019 y ministro de Hacienda en el gobierno actual de Carlos Alvarado, logró de manera sorpresiva el segundo lugar en primera vuelta con 17% del respaldo, 10 puntos menos que Figueres, quien no pudo alcanzar el 40% necesario para evitar el balotaje.

El candidato del PPSD recibe respaldo a su discurso anticorrupción y de confrontación con «grupos económicos poderosos», sin que parezca afectarle la denuncia que enfrentó en el Banco Mundial en 2019 por acoso sexual contra funcionarias jóvenes o las críticas de adversarios por «populista».

Figueres, presidente en 1994-1998 y representante de la clase política tradicional, tiene un lastre por cuestionamientos del pasado a presuntos actos de corrupción que él rechaza y que nunca llegaron a causa judicial.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: