Argentina y el IICA suman esfuerzos para cooperar con Haití

El Programa Pro Huerta tiene como objetivo incrementar las capacidades de pequeños agricultores para promover la producción agroecológica y el acceso a productos saludables para una alimentación adecuada. Fotografía del INTA.
BUENOS AIRES, (IICA).-

El gobierno de Argentina y el Instituto de Cooperación para la Agricultura (IICA) trabajarán en conjunto en una nueva iniciativa de cooperación internacional tendiente a mejorar la situación de la seguridad alimentaria en Haití.

Así lo acordaron en una reunión en Buenos Aires, Sabina Frederic, presidenta de Cascos Blancos, agencia argentina de cooperación internacional y asistencia humanitaria; el presidente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Mariano Garmendia; y el Director General del IICA, Manuel Otero.

Se trata de un relanzamiento en el país caribeño, que vive una delicada situación de seguridad alimentaria, del Programa Pro Huerta del INTA, que ya se desarrolló exitosamente entre 2006 y 2015, también con la participación de técnicos del IICA.

El Programa Pro Huerta tiene como objetivo incrementar las capacidades de pequeños agricultores para promover la producción agroecológica y el acceso a productos saludables para una alimentación adecuada.

«Huertas Agroecológicas Escolares en Haití como Estrategia de Construcción de Seguridad Alimentaria y Nutricional» es el título de la iniciativa, que se concentrará en la promoción del campo educativo haitiano para estimular la seguridad alimentaria y la salud nutricional de las comunidades locales en situación de vulnerabilidad, con un marcado corte pedagógico en materia de producción alimentaria.

La reactivación del Programa Pro Huerta en Haití fue un pedido expreso que el gobierno haitiano le realizó al argentino en enero pasado, durante XXII Cumbre de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se desarrolló en Buenos Aires, explicó Frederic durante la reunión.

“Hay una situación grave en Haití en cuanto a la seguridad alimentaria y por eso ponemos la experiencia del Programa Pro Huerta a disposición de una población que está en situación de vulnerabilidad. Hay mucho que Argentina puede aportar”, agregó Frederic.

El presidente del INTA, Mariano Garmendia, señaló que “el objetivo general de la cooperación en esta oportunidad es promover el rol de la escuela como actor social a la hora de brindar herramientas para la seguridad alimentaria y la salud nutricional de la comunidad local, mediante el impulso, planificación e implementación de huertas escolares agroecológicas en Haití, en el marco del Programa Pro Huerta”.

El IICA puso a disposición la experiencia de los profesionales que se desempeñan en la oficina del Instituto en Haití para trabajar junto a los técnicos de Cascos Blancos y el INTA, de manera de contribuir al desarrollo de capacidades de los productores y también al fortalecimiento institucional del sector agrícola de la nación caribeña.

Durante el encuentro en Buenos Aires, Manuel Otero recordó que el IICA y Argentina ya tienen experiencia en cooperación Sur-Sur en beneficios de países del Caribe, como el proyecto API Caribe, en el marco del cual apicultores de Barbados y Dominica lograron aumentar la productividad de sus colmenas.

“Varios países del Caribe, y en particular Haití, están sufriendo una situación muy delicada de seguridad alimentaria porque son importadores de la mayor parte de lo que consumen y también porque están sufriendo un fuerte impacto de fenómenos meteorológicos extremos, como consecuencia del cambio climático, que afecta su producción”, afirmó Otero, quien consideró que Argentina, por la potencia de su producción alimentaria y el desarrollo de sus investigación aplicada en materia agropecuaria, es un actor clave en la cooperación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: