BCIE respalda proyectos de vivienda digna para mejorar la calidad de vida de los centroamericanos

Centroamérica.-

Contar con un hábitat apropiado que incluya una vivienda digna y espacios de convivencia que fomenten el desarrollo inclusivo de las comunidades en los países de la región, mayor bienestar y reducción de la pobreza, es un derecho fundamental para todas las personas, pero a su vez un reto debido al déficit cualitativo y cuantitativo de vivienda.

Se estima que Centroamérica tiene aproximadamente 13 millones de hogares y un déficit habitacional del 53%; es decir, de cada 10 hogares, 5.3 de presentan alguna carencia en infraestructura, a lo que se le suma que es la segunda región de más rápida urbanización en el mundo, solo superada por África.

Es por esta razón que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) respalda los esfuerzos tanto de Gobiernos, como del sector privado, para promover proyectos que faciliten el acceso a vivienda digna como un medio eficaz para promover el desarrollo  humano  en  línea  a  su Estrategia Institucional y  tomando  como  base  la Estrategia Centroamericana de Vivienda y Asentamientos Humanos (ECVAH) del Consejo Centroamericano de Vivienda y Asentamientos Humanos (CCVAH); además de lineamientos estratégicos de ONU Hábitat para el 2030.

De esta manera, el BCIE ha ejecutado en la región desde el año 2015 el Programa Centroamericano de Vivienda y Desarrollo de Hábitat Sostenible (VIDHAS), con el que ha buscado canalizar recursos que permiten a cientos de centroamericanos cumplir con el sueño de contar con una vivienda propia.

VIDHAS ha contado con dos grandes componentes de inversión: la Pública Directa y la Intermediada, y sobre estos se han aprobado US$1,007 millones en los últimos ocho años. El Programa se diseñó bajo tres grandes primicias:

El Programa VIDHAS ha contado con dos grandes componentes de inversión: Inversión Pública Directa e Inversión Intermediada, y sobre estos se han aprobado US$1,007 millones.

Y es que la reducción del déficit habitacional es un gran compromiso para los gobiernos y los entes multilaterales como el BCIE. Se estima que Centroamérica tiene aproximadamente 13 millones de hogares y un déficit habitacional del 53%; es decir, de cada 10 hogares, 5.3 de estos presentan alguna carencia en infraestructura.

Para apoyar este reto, VIDHAS se convirtió desde el 2015 en el programa marco desde donde el BCIE apoya al sector de vivienda social en la región, y desde él se han implementado programas de ejecución e implementación. Con este último se habilitaron varias líneas globales de créditos administradas por igual número de instituciones financieras intermedias encargadas de colocar recursos para vivienda social.

Cabe destacar que mediante las aprobaciones del BCIE en los últimos tres años, se prevé la construcción 50,773 viviendas nuevas y que, en la actualidad se ejecutan y están por formalizarse tres programas:

Gracias a VIDHAS del BCIE los resultados no se han hecho esperar y es así como han podido beneficiar a cientos de personas en la mejora de sus espacios habitacionales, trayendo bienestar, seguridad y reduciendo la vulnerabilidad de estos.

Pese a estos importantes resultados, el compromiso del BCIE continúa y por eso, actualmente el programa VIDHAS está en proceso de revisión para darle paso a un nuevo programa de vivienda para la región (VIDHAS 2.0), con el que se prevé recoger las lecciones aprendidas de su antecesor para presentar instrumentos actualizados e innovadores de financiamiento para el sector y mejorando la calidad del hábitat en el entorno de las viviendas para profundizar el desarrollo urbano y la movilidad urbana sostenible.

Y es que la vivienda social tiene un impacto integral en la calidad de vida de las personas y en el desarrollo económico, cultural, social y medioambiental de un país. Es una parte importante de la planificación urbana y una medida directamente vinculada con el progreso de la sociedad en su conjunto.

La vivienda, entendida como una necesidad y un derecho humano básico, es el elemento articulador de diferentes dinámicas económicas, sociales, culturales y ambientales positivas en las personas, que les permitirán un mejor desarrollo humano, sobre todo cuando está dirigida a estratos poblacionales que no pueden acceder a viviendas de libre mercado.

Es por ello por lo que el compromiso del BCIE continúa, y actualmente trabaja en un nuevo programa de vivienda para la región: “VIDHAS 2.0”, con el que se prevé tomar en cuenta las lecciones aprendidas del primer Programa para presentar instrumentos actualizados e innovadores de financiamiento para el sector y seguir mejorando la calidad del hábitat en el entorno de las viviendas para profundizar el desarrollo urbano y la movilidad urbana sostenible.

Deja un comentario

%d