El líder de la izquierda uruguaya solicita «diálogo» y «acuerdos» con el Gobierno

Montevideo | EFE.-

El presidente del Frente Amplio de Uruguay (izquierda), Fernando Pereira, pidió este domingo un «diálogo» y «acuerdos» entre la oposición y el Ejecutivo, en el marco del referéndum contra la Ley de Urgente Consideración (LUC), proyecto estrella del mandatario del país, el centroderechista Luis Lacalle Pou.

«Dialogar socialmente implica intentar llegar a acuerdos. Hemos tenido mucho diálogo y pocos acuerdos; de hecho nosotros somos de los que creemos que no se puede legislar con instrumentos de este tipo porque tienen poca calidad democrática», comentó el exlíder sindical sobre el trámite de urgente consideración para la ley 19.889.

En su opinión, utilizar una ley así «no parece una buena idea ni para este Gobierno ni para ninguno».

El presidente del Frente Amplio (FA) insistió en que su formación propuso al Ejecutivo «decenas de medidas para intentar no afectar a los más débiles», castigados a nivel económico y social por los efectos de la pandemia, pero, dijo, «no fueron de recibo del Gobierno».

Pereira votó este domingo en Montevideo en el referéndum y confirmó que acudirá esta tarde a la sede del FA, coalición de izquierda que gobernó Uruguay entre 2005 y 2020 y que hoy es la principal fuerza de oposición, y posteriormente esperará los resultados en el local de la central sindical, PIT-CNT, que él presidió hasta 2021.

«(El lunes 28) El país va a seguir presidido por Lacalle Pou y el Parlamento va a ser el mismo. Los que hablaron de elección anticipada y elección de medio periodo no fuimos nosotros», comentó acerca de quienes interpretan esta consulta en clave de rechazo o de apoyo al Ejecutivo.

En su opinión, el presidente uruguayo «tiene que atender a señales que son claras en relación a que no hay consenso sobre determinados temas».

Unos 2,7 millones de ciudadanos están llamados a votar en Uruguay para decidir si se derogan o no 135 de los 476 artículos de la LUC en una consulta desarrollada en términos de rechazo o de apoyo a la gestión del Ejecutivo.

La LUC, aprobada en julio de 2020, apenas tres meses después del inicio del mandato de Lacalle Pou (2020-2025), incluye artículos sobre diversas cuestiones.

Mientras el mandatario ha resaltado las mejoras logradas en seguridad pública, en educación, en materia laboral -fundamentalmente en el derecho de huelga y la regulación de los piquetes-, en regulación de adopciones y en libertad financiera, organizaciones sociales y políticas consideran que los artículos en discusión vulneran importantes derechos de la población.

El ‘Sí’ es promovido por organizaciones sociales y políticas, entre ellas, el PIT-CNT y el FA. Por contra, el ‘No’ es defendido por el oficialismo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: