El presidente de Cuba aboga por ampliar el comercio con el sector agrícola de EE.UU.

La Habana | EFE.-

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, abogó por ampliar el comercio con agricultores estadounidenses durante un intercambio con participantes norteamericanos en la III Conferencia Empresarial Agrícola Cuba-EE.UU. que comenzó este miércoles.

«En medio del actual contexto que vive Cuba, es muy importante lo que pueda aportar el sector agrícola norteamericano al país», dijo el mandatario a un grupo de productores de EE.UU. durante el encuentro celebrado en el Palacio de la Revolución en La Habana, según informó la Presidencia de la isla en Twitter.

Díaz-Canel reconoció el rol del sector agrícola estadounidense en el fomento de los vínculos entre ambos pueblos, y ratificó la voluntad de Cuba de seguir ampliando ese tipo de comercio.

«Mucho podemos aprender de ustedes sobre la aplicación de tecnología y el desarrollo de producciones que sabemos son muy eficientes», apuntó.

Además de agradecer su presencia en la isla «en un momento tan complejo», el presidente cubano consideró que sus interlocutores «son de avanzada en la comprensión y fomento de las relaciones con Cuba» y afirmó que «hay potencialidades para forjar juntos caminos y puentes», señaló el mandatario en Twitter.

Durante el diálogo, el presidente de la Coalición Agrícola Cuba-EE.UU., Paul Jonhson, manifestó que ambas partes tienen «objetivos comunes que permiten alcanzar resultados comunes».

«Hemos venido aquí para mejorar nuestras relaciones y también para poner fin al embargo», apuntó.

En la apertura de la reunión empresarial Cuba-EE.UU., que se extenderá hasta el próximo viernes, Jonhson dijo que el embargo económico que aplica el Gobierno de su país a Cuba «limita el comercio entre los dos países de manera muy significativa por lo que debemos buscar maneras para eliminar las barreras».

De acuerdo con la Asociación Nacional de Departamentos Estatales de Agricultura de EE.UU., si el embargo contra Cuba, vigente desde 1962, no existiera, el intercambio agrícola bilateral rondaría los 1.000 millones de dólares anuales en comparación con los 250 millones actuales.

De acuerdo con estimaciones del Gobierno cubano, el embargo le ha costado a la isla casi 148.000 millones de dólares (131.023 millones de euros) en pérdidas en los últimos sesenta años.

El país caribeño sufre un desabastecimiento, donde es usual que escaseen de manera cíclica alimentos básicos como la leche en polvo, los huevos, el aceite, el pan, la harina de trigo y el pollo, entre otros.

Cuba atraviesa una grave crisis económica que se ha agravado en los últimos años por el reforzamiento de las medidas del embargo estadounidense, en combinación con los efectos de la pandemia de la covid-19 y los errores internos en la gestión macroeconómica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: