Países expresan fuerte respaldo a hoja de ruta del IICA, renovada para hacer frente a los desafíos a la seguridad alimentaria global

Los ministros y representantes de más de 20 países de las Américas participantes en la 42ª. Reunión Ordinaria del Comité Ejecutivo del IICA, coincidieron en que para garantizar la continuidad de una cooperación técnica de excelencia, resulta clave interpretar correctamente un escenario que agiganta el rol del continente como garante de la seguridad alimentaria, nutricional y ambiental del planeta.
San José, (IICA).-

Ministros y representantes de más de 20 países de las Américas respaldaron la propuesta de renovación del Plan de Mediano Plazo (PMP) del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la hoja de ruta que guiará acciones y prioridades del organismo especializado en desarrollo agropecuario y rural entre 2022 y 2026 y que fueron adecuadas al contexto de crisis que amenazan la seguridad alimentaria.

Las modificaciones al plan institucional fueron discutidas durante la 42ª. Reunión Ordinaria del Comité Ejecutivo del IICA, cuyos participantes coincidieron en que, para garantizar la continuidad de una cooperación técnica de excelencia, resulta clave interpretar correctamente un escenario que agiganta el rol del continente como garante de la seguridad alimentaria, nutricional y ambiental del planeta.

Los ajustes al plan del IICA tienen el objetivo de mantener y afinar aún más el alineamiento entre la acción institucional con las demandas y las necesidades de la época, marcada por la confluencia de factores sanitarios, sociales, ambientales y económicos, agravados por el conflicto bélico en Europa del Este, que han generado un cuadro preocupante en términos de pobreza y de inseguridad alimentaria que tensiona las bases de los sistemas productivos de la región.

Elegida presidenta del Comité Ejecutivo, órgano de gobierno del IICA, al inicio de la sesión, la Secretaría de Agricultura y Ganadería de Honduras, Laura Suazo, resaltó el trabajo del Director General del organismo, Manuel Otero, y señaló que el reto más grande para cualquier plan regional es combatir la pobreza.

“La realidad sobre la cual practican la agricultura la mayoría de los campesinos es la de condiciones de pobreza que no les permite adquirir ni siquiera lo básico, en un modelo de agricultura que depende altamente de insumos externos. Esto estaba muy claro desde antes de que hubiera pandemia y guerra en Europa”, dijo la ministra hondureña.

El plan reconoce la aceleración de los procesos de innovación tecnológica, que requieren inversión y ajuste de los marcos institucionales, y la necesidad de jerarquizar la acción climática en relación a los sistemas agroalimentarios, en el camino a la COP27, que tendrá a la agricultura como un tema prioritario.

Los representantes de los países coincidieron en afirmar que en esa Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático, que se desarrollará en noviembre en Egipto, debe escucharse una voz potente de las Américas, que ponga en primer plano los avances que se han hecho en el continente en la producción de alimentos a favor de la resiliencia y el cuidado de los recursos naturales, y muestren a la agricultura como parte de la solución a los desafíos de la mitigación y la adaptación.

Son siete las áreas clave que forman la columna vertebral de la propuesta de cooperación técnica del IICA para dar respuesta a la demandas de los países y generar soluciones efectivas a nivel nacional, regional y hemisférico en el período 2022-2026: Innovación y Bioeconomía, Acción Climática y Sostenibilidad Agropecuaria; Desarrollo Territorial y Agricultura Familiar; Equidad de Género y Juventudes; Digitalización Agroalimentaria; Sanidad Agropecuaria, Inocuidad y Calidad de los Agroalimentos y Comercio Internacional e Integración Regional.

El camino hacia el bienestar rural

“Durante los dos últimos años se han presentado crisis que han afectado a las sociedades. La situación se agravó por el conflicto bélico en Ucrania, pero hoy, igual que hace 80 años, cuando se fundó el IICA, vislumbramos para el sector agroalimentario de América una luz que permite que no nos perdamos en el camino hacia el desarrollo y el bienestar rural”, señaló Laura Bonilla Coto, ministra de Agricultura y Ganadería de Costa Rica.

En representación del Ministerio de Agricultura y Agroindustria de Canadá, Aleksandar Jotanovic, señaló que su país respalda las acciones del IICA vinculadas con la innovación en la agricultura, a la que considera esencial para ayudar a que se produzca más y de manera más sostenible.

“Creemos que hay que darse la oportunidad de repensar el modelo de desarrollo. Chile ha sido un país que se ha basado en un modelo agroexportador altamente exitoso en los últimos años, pero sentimos que es necesario explorar otros caminos y el IICA nos puede prestar una casa para la discusión”, afirmó Alberto Niño Zepeda, del Ministerio de Agricultura de Chile.

Joe Hain, Director de Relaciones Multilaterales del Servicio Exterior Agrícola (FAS) de Estados Unidos, destacó el liderazgo del IICA y valoró especialmente que haya llevado la voz de la agricultura de las Américas a la Cumbre de Sistemas Alimentarios 2021 de la ONU. “Apoyamos el camino del IICA especialmente en cuanto a la priorización de la acción para el clima en agricultura, el aprovechamiento de la tecnología para la producción y la valorización del comercio internacional”, afirmó.

“Desde el inicio la pandemia, el liderazgo del IICA ha sido muy eficiente para detectar los desafíos del agro y responder a las necesidades para sus miembros”, dijo Fernando Zelner, del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, quien se manifestó a favor de que los países de las Américas sigan fortaleciendo su posición conjunta para demostrar al mundo la realidad de la agricultura del continente.

María de Lourdes Cruz Trinidad, de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México, valoró especialmente el trabajo del IICA en equidad de género y juventud, “ya que, como es sabido, la migración rural representa una proporción considerable de los flujos de migraciones, tanto internos como internacionales, en contextos nacionales de crisis prolongada donde el empleo juvenil rural supone un desafío”.

El representante de Guatemala en la reunión, César Vinicio Arreaga, dio por su parte un fuerte respaldo a la propuesta de que la agricultura de las Américas se proponga tener una voz fuerte a nivel global, “no solamente de cara a la COP 27, sino de cara a una población que requiere alimentos y que debemos abastecer”.

Ángelo Quintero, en representación de Colombia, valoró que los ajustes al Plan de Mediano Plazo del IICA “tienen en cuenta las variables no solamente del cambio climático, sino también todo lo que tiene que ver con la competitividad, la innovación y el desarrollo económico y social del territorio, que para nosotros es fundamental”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: