Regresa a Honduras exministro acusado por presunta corrupción

Tegucigalpa | EFE.-

El exministro hondureño de la Presidencia Enrique Flores Lanza, acusado por presuntos delitos de corrupción, regresó este viernes a su país después de siete años de exilio en Nicaragua.

Flores Lanza fue ministro de la Presidencia durante el gobierno que presidió Manuel Zelaya (2006-2009), quien fue derrocado el 28 de junio de 2009 cuando promovía una consulta popular desoyendo impedimentos legales.

Al exministro se le acusó en 2014 por los delitos de malversación de caudales y abuso de autoridad, asociado a la sustracción de dinero de las bóvedas del Banco Central de Honduras, en 2009, que entonces, según versiones de prensa, serían «destinados para reforzar la Guardia de Honor Presidencial».

También se informó de que al menos diez millones de lempiras (400.000 dólares al cambio actual), sacados en carretilla del Banco Central de Honduras, fueron para financiar la denominada «Cuarta urna», que promovía el expresidente Zelaya, cuya esposa, Xiomara Castro, líder del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), ahora es la presidenta del país centroamericano.

Flores Lanza reiteró en varias ocasiones que no se quedó con ningún dinero y que las acusaciones del Ministerio Público eran falsas. Además de explicar a qué instituciones fueron asignados los recursos.

En su momento, señaló además que las acusaciones en su contra eran parte de una persecución política en contra de varios exfuncionarios del gobierno que presidió Manuel Zelaya.

Con la nueva administración que preside Xiomara Castro, Flores Lanza fue beneficiado con una amnistía aprobada por el Parlamento hondureño.

El exministro, un reconocido abogado en su país, recibió de la justicia hondureña cinco cartas de libertad, la ultima el pasado día 16, que señala que «no tiene proceso pendiente, ni ha sido condenado» en el juzgado que conoció el caso «por delito alguno y por consiguiente está en el pleno goce de sus derechos civiles».

A su llegada por tierra a Honduras salieron a recibirle familiares, el expresidente Manuel Zelaya, funcionarios del actual Gobierno y amigos, entre otros.

En la víspera, antes de regresar a su país, Flores Lanza dijo en redes sociales que «Fueron 13 años de una persecución tenaz en la cual la mentira se convirtió en verdad, por fin vamos a poder volver a la patria».

Flores Lanza ingresó al país por Las Manos, punto aduanero fronterizo entre Honduras y Nicaragua.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: