Unión Europea y el IICA inauguran en Costa Rica stand demostrativo de cómo las aplicaciones basadas en información satelital pueden generar beneficios a la agricultura de las Américas

El objetivo del stand es mostrar el potencial de las herramientas y servicios que ofrecen los programas Copernicus y Galileo a la agricultura tropical centroamericana y de las Américas.
San José, (IICA).-

Nuevo exhibit fue inaugurado en el Centro de Interpretación del Mañana de la Agricultura (CIMAG), en la sede central del IICA en San José, un espacio abierto al público que demuestra cómo las tecnologías digitales están transformando el agro hemisférico.

La Unión Europea (UE) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), por medio del proyecto AGRO-INNOVA, inauguraron un exhibit o stand demostrativo de cómo herramientas digitales basadas en información satelital pueden ser muy útiles para la toma de decisiones en el sector agropecuario de las Américas, relacionadas con adaptación y mitigación climática, productividad y seguridad alimentaria.

El exhibit fue inaugurado en el Centro de Interpretación del Mañana de la Agricultura (CIMAG), en la sede central del IICA en Costa Rica, un espacio que demuestra cómo las tecnologías digitales pueden transformar los sistemas agroalimentarios del hemisferio y que procura revalorizar la agricultura como actividad profesional moderna y rentable.

El CIMAG es parte de la iniciativa IICA de Puertas Abiertas, por lo que puede ser visitado por público en general.

El objetivo del stand es mostrar el potencial de las herramientas y servicios que ofrecen los  programas Copernicus y Galileo a la agricultura tropical centroamericana y de las Américas.

En él, tomadores de decisiones de los sectores público y privado, socios de la cooperación técnica, académicos, estudiantes y productores podrán conocer soluciones digitales aplicadas al agro y estudios de caso específicos que utilizan datos provenientes de la teledetección y georreferenciación de los satélites Sentinel I y II, generados por intermedio de Copernicus y Galileo con información recolectada en el terreno.

En la inauguración virtual y presencial participaron Francois Roudié, embajador de la UE ante El Salvador y el SICA; Manuel Otero, Director General del IICA; Katja Sadeleer, Consejera Política y Encargada de Negocios a.i. de la Delegación de la UE en Costa Rica; el Representante del IICA en este país; Miguel Arvelo, y representantes del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) y de instituciones socias del proyecto AGRO-INNOVA, como el Instituto del Café de Costa Rica (ICAFE), el Consejo Nacional de Clubes 4S (CON-4S) y la Cámara Nacional de Productores de Leche (CNPL).

“Copernicus es un programa avanzado de observación de la Tierra, que brinda visión, que permite desde arriba ver a escala los impactos de distintas actividades sobre nuestro planeta y de esta forma preverlos y tomar decisiones basados en ciencia para promover mejores prácticas”, afirmó Roudié.

Para Manuel Otero, Director General del IICA, la alianza que desde 1991 existe entre el Instituto y la UE ha permitido contar con información que siempre se ha traducido en proyectos que benefician a los productores agropecuarios del hemisferio.

“Quienes visten el exhibit tendrán un acercamiento de las capacidades de las soluciones digitales, desarrolladas por el proyecto AGRO-INNOVA, orientadas al análisis y monitoreo de indicadores vitales para el mejoramiento de las actividades agropecuarias y agroforestales en el Corredor Seco Centroamericano”, expresó Otero.

La Consejera Katja Sadeleer acotó: “Reconocemos el gran potencial que tienen los datos Copernicus en la toma de decisiones y el monitoreo en el sector agropecuario Costa Rica y la región centroamericana, para asentar el proceso de recuperación económica en la ciencia, la tecnología y la innovación”.

El exhibit muestra los primeros tres aplicativos desarrollados para la agricultura tropical centroamericana a partir de Copernicus y Galileo, en el marco del proyecto AGRO-INNOVA. Se trata de tres índices: de vegetación diferenciada normalizada, de humedad del suelo y sequía, y de cambio y uso de suelo en el Corredor Seco Centroamericano.

El proyecto AGRO-INNOVA, financiado por la UE y ejecutado por el IICA, impulsa desde el 2019 el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza en poblaciones rurales del Corredor Seco Centroamericano.

Cuenta también con el apoyo técnico del CATIE y se enfoca, además, en la mejora de la resiliencia climática y la seguridad alimentaria de más de 3.500 pequeños productores mediante el uso de tecnologías para la producción de cultivos básicos y la ganadería, con el fin de preservar la biodiversidad, aumentar la productividad y mejorar la calidad de vida de las familias altamente vulnerables en dicha región.

Katja Sadeleer, Consejera Política y Encargada de Negocios a.i. de la Delegación de la UE en Costa Rica; junto a Manuel Otero, Director General del IICA.

“Este esfuerzo va dirigido precisamente del trabajo realizado con 3.500 productores involucrados con el proyecto AGRO-INNOVA en seis países, siendo un instrumento muy importante para que desde América se demuestre lo que se puede hacer respecto al impacto verde”, señaló Miguel Arvelo, Jefe de Gabinete del IICA y Representante del Instituto en Costa Rica.

Gustavo Jiménez, director ejecutivo de ICAFE, manifestó la importancia de la democratización y el acceso a la información que brindan los programas Copernicus y Galileo; en tanto que el director ejecutivo de CONAC 4S, Robin Almendares, y el gerente técnico de la CNPL, Carlos Salazar, coincidieron en que el acompañamiento técnico del IICA y otras instituciones permitirá obtener el mayor provecho, en las propias fincas de los productores, de las aplicaciones digitales.

Deja un comentario

%d