Jinotega desde el pincel del artista Álvaro Gaitán

Managua.-
  • El reconocido artista Gaitán, protagoniza en su obra a los productores y recolectores de café, quienes realizan una de las principales actividades económicas de la Ciudad de las Brumas.
  • El cuadro de este reconocido artista llegará a la mesa de las familias nicaragüenses plasmado en atractivas azucareras.

Si se busca una imagen que represente las tradiciones y la cultura de cualquier lugar de Nicaragua, definitivamente encontraremos una postal llena de colores, que logre combinar los típicos paisajes de la ciudad con la exuberancia de la naturaleza que la rodea.

Eso precisamente fue lo que consiguió el artista Álvaro Gaitán, uno de los mejores exponentes del primitivismo en el país, con su obra “Amanecer en Jinotega”, que rinde tributo a esta región del norte de Nicaragua, caracterizada por sus montañas brumosas y por ser una zona óptima para el cultivo del café.

Sobre el lienzo, logró imprimir con pinceladas las simpáticas casas coloridas en las que sobresalen los rojizos techos de teja, también resaltan las torres y las cúpulas de la iglesia, y para darle vivacidad al cuadro, se retrataron a los habitantes de la ciudad realizando sus actividades cotidianas con las que reciben el amanecer en cada día.

Ahí se aprecia al señor descansando sobre una hamaca en el frente de su casa, los jóvenes que se dedican al cuidado del ganado, los visitantes que desde muy temprano llegan a la ciudad a bordo de autobuses y, como grandes protagonistas, los recolectores que levantan la cosecha de café.

“Es un honor para mí llegar a cada hogar nicaragüense con una azucarera que lleva mi pintura, sobre todo bajo una marca como Presto que forma parte de nuestras tradiciones. Agradezco a Nestlé y su marca de Café Pesto por apoyar el arte y la cultura de nuestro país”, expresó el artista, cuyas obras han sido expuestas en galerías de Nicaragua, Polonia, Austria, España, Brasil, entre otros.

El pintor no olvidó incluir en la obra las verdes montañas que caracterizan la geografía de la zona, los árboles y flores que decoran la ciudad y, por supuesto, un resplandeciente sol, que desde lo alto vigila las casitas y da los buenos días en este “Amanecer en Jinotega”.

Este hermoso cuadro, llegará a la mesa de todos los consumidores plasmado en atractivas azucareras gracias a una edición limitada de Café Presto que estará disponible para todos sus consumidores.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: