Científicos producen «tijera» biomolecular que ayudaría en terapias contra el cáncer

Washington | EFE.-

Los científicos han producido una «tijera biomolecular » que permitiría tratar a las mucinas, un revestimiento que protege el sistema de inmunidad que es afectado por las células cancerígenas, informó este jueves la revista Stanford Science Digest.

Las mucinas son proteínas recubiertas de azúcares cuya función principal es la defensa del cuerpo contra los agentes que causan enfermedades.

Pero, según explica el artículo en la revista de la Universidad Stanford (California), las células cancerosas pueden hacer que las mucinas dejen de funcionar y les ayuden a sobrevivir evadiendo las defensas de inmunidad del cuerpo.

La solución diseñada por el equipo investigador consiste en una tijera biomolecular a base de enzimas compuesta por una mucinasa, una enzima «que selecciona sus objetivos y poda solamente las mucinas asociadas con células de cáncer específicas», destacó el reporte.

El estudio llevado a cabo en células cancerosas humanas cultivadas en el laboratorio y en estudios con ratones que simularon cáncer humano de mamas y pulmón, mostró que el tratamiento biomolecular redujo significativamente el crecimiento del tumor e incrementó la supervivencia.

«Encontramos que podíamos dirigir esta mucinasa a las células de cáncer, usarla para remover las mucinas de esas células cancerosas, y que hubo un beneficio terapéutico», dijo Carolyn Bertozzi, profesora en la Escuela Stanford de Humanidades y Ciencias.

Por su parte Grabrielle Tender, coautora del estudio, indicó que «las mucinas desempeñan papeles importantes en todo el cuerpo, como la formación de mucosidad en nuestros intestinos y pulmones, y protegiéndonos de los patógenos».

«Los cánceres trastornan este proceso natural, secuestran las funciones de las mucinas para protegerse a sí mismos y se propagan por todo el cuerpo», agregó.

Cuando el cáncer se propaga las células cancerosas se sueltan del tumor y flotan a otras partes del cuerpo donde arraigan.

Esas células viajeras necesitan sobrevivir «en ambientes con baja adhesión», indicó Bertozzi. «Es algo que la mayoría de las células no pueden hacer, pero las células que han sido modificadas por las mucinas, sí pueden hacerlo».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: