Potencial tormenta tropical sale al Atlántico tras anegar el sur de Florida

Miami | EFE.-

La potencial tormenta tropical Uno salió este sábado a aguas del océano Atlántico tras atravesar la península de Florida, donde ha dejado calles anegadas y decenas de automóviles flotando a la deriva en ciudades como Miami.

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, emitido a las 17.00, el centro del sistema salió al Atlántico, donde amenaza con dejar inundaciones y fuertes vientos también sobre el noroeste de Bahamas.

El fenómeno, que genera vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora (45 millas por hora), ya provocó en Cuba la muerte de al menos tres personas antes de impactar contra la costa oeste de Florida.

Los daños en este estado de los EE.UU. también fueron cuantiosos, pero no hubo que lamentar hasta el momento víctimas mortales, pero sí calles cortadas, árboles caídos y casas inundadas por las fuertes lluvias.

A las intensas precipitaciones hubo que sumarle la marea ciclónica, lo que provocó que el agua del mar entrase en tierra en algunas zonas, y que se viesen peces nadando por las calles del sur de Florida, como reflejaron imágenes de medios locales.

El sistema, que entró esta mañana en Florida cerca de la ciudad Fort Myers, en la costa del Golfo de México, también dejó decenas de coches flotando en mitad de las calles anegadas en ciudades como Miami Beach y Miami.

El condado de Miami-Dade emitió un aviso de no nadar en varias playas después de que las fuertes lluvias hubiesen desbordado una planta de tratamiento de aguas residuales y sus aguas negras pudiesen haber contaminado las aguas superficiales adyacentes cercanas al mar.

Equipos de bomberos locales tuvieron que salir con vehículos elevados para ayudar a las personas afectadas por las inundaciones, que fueron reubicados en zonas de terreno más elevadas.

El mal tiempo ha afectado el tráfico aéreo y en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale, al norte de Miami, ha visto cómo este sábado el 23 % de sus vuelos salían retrasados y el 9 % tuvieron que ser cancelados, cifras que el caso de Miami son de 29 % y 4%, respectivamente, según la web especializada FlightAware.

El sistema se mueve hacia el noreste y los meteorólogos esperan que mantenga este rumbo, lo que alejará a esta tormenta surgida de los remanentes del huracán que dejó al menos nueve muertos en México esta semana.

Los expertos pronostican que la perturbación se organice y se convierta en tormenta tropical en la costa este de Florida esta próxima noche, aunque no se prevé que afecte ya a zonas habitadas antes de disiparse en aguas del Atlántico occidental.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: