Secretario de Agricultura de EEUU visita Cuba.

GUIRA DE MELENA |Cuba | AP.-

El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Thomas Vilsack, observa verduras durante una visita a un mercado en La Habana, Cuba, el viernes 13 de noviembre de 2015. Vilsack efectúa una visita oficial de cuatro días a Cuba en un intento por impulsar el comercio agrícola entre ambas naciones. (AP Foto/Ramón Espinosa)
El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Thomas Vilsack, observa verduras durante una visita a un mercado en La Habana, Cuba, el viernes 13 de noviembre de 2015. Vilsack efectúa una visita oficial de cuatro días a Cuba en un intento por impulsar el comercio agrícola entre ambas naciones. (AP Foto/Ramón Espinosa)

El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, examinó el viernes en la mañana la gestión del suelo y enfermedades de cosechas en una granja cooperativa en el centro de Cuba, parte de las acciones de Washington para consolidar la distensión con la isla comunista antes de que el presidente Barack Obama concluya su periodo en el cargo.
Al interior de ambos gobiernos, quienes pugnan por una relación más estrecha lidian con diversos obstáculos, entre éstos el embargo comercial estadounidense contra Cuba, la reticencia de los cubano-estadounidenses en el Congreso y la renuencia de La Habana a una apertura frente a Washington sin una mayor reducción de las medidas adoptadas contra la isla.
Ambas partes pretenden generar impulso a medida que se aproxima el primer aniversario de la declaración de distensión, en tanto que Obama confía en realizar una visita victoriosa a Cuba a mediados del año entrante.
El gobierno de Obama ha dicho que considera un nuevo conjunto de normativas para una posterior flexibilización del embargo, que fue impuesto por ley en Estados Unidos.
Funcionarios cubanos dijeron esta semana a la prensa que confían en la concertación a finales de año de acuerdos sobre vuelos regulares programados, la cooperación antinarcóticos y la protección ambiental.
Vilsack se convirtió el miércoles en el tercer secretario del gabinete estadounidense que visita Cuba este año. En diversas reuniones conversó con funcionarios cubanos sobre temas como la certificación para las exportaciones de frutas y verduras, e inspecciones de campo dirigidas a sentar las bases para el futuro comercio agrícola entre Estados Unidos y Cuba.
«Esto es lo que se hace con todos los países con los que tenemos tratos», dijo Vilsack a la prensa en la embajada estadounidense el viernes por la tarde. «Estamos alentando que este proceso comience ahora porque tomará tiempo. Nuestra disposición en esto refleja nuestro interés en garantizar, como lo desea el presidente, que el embargo sea levantado y que tengamos efectivamente un comercio bilateral».
La productividad agrícola de Cuba se desplomó desde la revolución de 1959 y los cubanos se quejan de los altos precios y la baja calidad de los alimentos básicos.
El gobierno cubano responsabiliza casi por completo de esta situación al embargo estadounidense, pero expertos externos la atribuyen a la ineficiencia de la economía controlada centralmente, que tiene un monopolio sobre diversos alimentos básicos.
Las ventas de alimentos de Estados Unidos a Cuba están permitidas desde hace más de una década, pero las compras que hacía la isla han caído en los últimos años.
Cuba afirma que la medida que prohíbe a los productores estadounidenses concederle crédito hizo que fuera más fácil a la isla hacer importaciones de Brasil y España.
«Intentan hacer cuanto les es posible para conseguir que Estados Unidos normalice las relaciones», dijo Paul Johnson, copresidente de la Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba. «Habrá que recorrer un largo camino para que al menos el punto del crédito sea resuelto».
El ministro cubano de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, fue el anfitrión de Vilsack y declinó hacer declaraciones a la prensa.
Pero Horacio Báez González, miembro de la junta directiva de la Cooperativa de Producción Agropecuaria Antero Regalado, expresó confianza en que la nueva relación cubana con Estados Unidos facilite las labores del campo.
La cooperativa cree que la nueva relación les traerá un beneficio en todo sentido: producción, mejor equipo, y tractores nuevos, afirmó Báez mientras Vilsack echaba un vistazo en la finca a los tractores anticuados recién pintados.
Aunque parezca improbable, el Congreso de Estados Unidos actuará sobre el embargo antes de que Obama concluya su periodo como presidente, señaló el representante demócrata Kurt Schrader, de Oregon, bisnieto de cubanos que emigraron a Estados Unidos. Schrader pronosticó que el embargo podría no durar demasiado.
«Desconozco si será levantado el año entrante o dentro de cinco años», afirmó mientras caminaba por un campo de malanga, una planta que crece en diversas partes en Cuba. «Aquí es donde se comienza, construyendo las relaciones».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: