¡No perder la esperanza de un mejor futuro!

Por Elvis Gómez Mena | Editor de Opinión | cawtv.net.-

“Nunca está más oscuro que cuando va a amanecer”, es una frase que muchas veces escuchamos sin pensar en lo que realmente envuelve, y es que la naturaleza misma nos da un ejemplo de esperanza en un futuro mejor. Si cada mañana nos llenamos de “buenas vibras”, seguramente el resto del día será repleto de luz, pero si nos carboneamos por el negativismo, entonces todo será oscuro. Lo peor es que el más perjudicado será usted mismo, y por supuesto las personas que lo rodean, tenga mucho cuidado porque por estar de majadero se podría quedar sin seres queridos, recuerde que la gente tiene paciencia… pero se terminan cansando de los maltratos.

Pero bueno… ¿cuál es el momento más oscuro del día? Es precisamente el que antecede al amanecer, cuando con timidez se asoman los primeros rayos del sol, que con el paso del tiempo iluminan por completo la oscuridad. ¿Comprenden la maravilla que nos ha dado Dios? Pues bien; así como la naturaleza, cada uno de nosotros debe aprovechar los momentos difíciles, para replantearse el valor de las pequeñas cosas y de ahí obtener las fuerzas para volver a levantarse después de un tropiezo… “de las cenizas hay que levantar las torres gemelas”.

¿De qué se trata esto? Sencillo… de ser perseverantes, de no dejarnos vencer ante los obstáculos, de entender que somos unos bendecidos por Dios, y que la mayoría de las cosas que nos ocurren tienen un propósito. Si hoy obtuvimos una mala nota en un examen, nada hacemos con echarnos a llorar o culpar a otros de nuestras fallas. ¿Acaso nuestros compañeros o compañeras de clase tienen la culpa de nuestra holgazanería? Es mejor, investigar en nuestro interior la verdadera causa, y buscar en nuestros papás ese brazo para apoyarnos.

Nunca intente esconder lo ocurrido… no se mienta a usted mismo, confíe en el amor de Dios, porque él nos dará la fuerza para levantarnos y triunfar.

Entendamos que con nuestro esfuerzo y el apoyo de quienes nos aman, los resultados serán diferentes mañana, saquémosle provecho a nuestras propias debilidades para impulsarnos hacia la meta final… el éxito.

Veamos la vida como si fuera un examen tras otro. Es imposible obtener cien en todo, pero sí debemos dar nuestro mejor esfuerzo y así ir labrando un mejor futuro esperanzador.

Nunca pierda la esperanza de cumplir sus sueños, porque ahí está el secreto del éxito.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: