Sandinistas desafían al coronavirus con la confianza puesta en el Gobierno

Managua | EFE.-

Los sandinistas, principalmente de los sectores más populares, han acudido este fin de semana en grupos a las playas y a eventos públicos sin temor a infectarse por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad del COVID-19, que ha afectado a seis ciudadanos, con un fallecido en Nicaragua.

El Gobierno, a través del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), dio el banderillazo de salida al «Plan Verano» con un maratón denominado «De amor de bienvenida al verano 2020» en el que participaron cientos de nicaragüenses, incluido niños y personas con discapacidad.

Otro grupo, organizado por una alcaldía sandinista, se movilizó en una embarcación a la paradisiaca Isla de Ometepe, en el Gran Lago para celebrar el verano.

El Gobierno tiene programado celebrar un festival veraniego en Semana Santa, que incluye fiestas populares en seis centros recreativos, entre ellos dos balnearios ubicados en el Pacífico, y uno en la turística y colonial ciudad de Granada (sureste) que acoge el Gran Lago.

En total, el Intur tiene previsto realizar más de 80 actividades durante el período de vacaciones, entre ellas celebraciones artísticas, deportivas, gastronómicas, religiosas y tradicionales.

«ENFERMEDAD DE RICOS Y BURGUESES»

Los funcionarios del Gobierno han tratado de minimizar la pandemia y han arremetido contra los opositores que se han sumado a la campaña #QuedateEnCasa, y que incluso uno de ellos, el comentarista radial William Grigsby, dijo que la «COVID-19 es una enfermedad de ricos y burgueses».

En tanto, el diputado sandinista Carlos Emilio López le dijo a unos estudiantes antes de las vacaciones que «gracias a este Gobierno no nos debe dar miedo el coronavirus».

El también legislador sandinista, Mario Valle, copropietario de la privada Universidad de Managua, dijo a sus estudiantes que el COVID-19 «es una gripe cualquiera que si sos joven sólo te dará dolor de cabeza y un poquito de calentura tal vez. Un catarro, cuando mucho».

Uno de los hijos de la pareja presidencial, Juan Carlos Ortega Murillo, publicó dos fotos en su red social disfrutando con su familia en una playa, con el mensaje: «Tenemos un país único… y se disfruta mejor en familia! #Nicaragua #NicaraguaLinda».

DESOBEDECER AL GOBIERNO

El mensaje del Gobierno y sus operadores políticos ha calado en sus seguidores, principalmente en los más pobres, que repiten el discurso oficial ante el peligro del coronavirus, y, a diferencia de la pareja presidencial y sus allegados, sí participan en eventos masivos.

Diversos sectores nicaragüenses han criticado al Gobierno del presidente Daniel Ortega por no dar la cara ante la pandemia y por seguir promoviendo eventos públicos y aglomeraciones, en un abierto desafío a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, ha dicho que su Gobierno vive con la esperanza puesta en la resurrección y en Jesús resucitado.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) ha hecho un llamado a la ciudadanía a desobedecer «los llamados irresponsables del régimen Ortega Murillo frente al COVID-19» y evitar aglomeraciones, no acudir a las playas, y sumarse a la campaña #QuedateEnCasa.

Ese organismo ha tachado de irresponsable y criminal al Ejecutivo frente a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Nicaragua registra oficialmente seis casos, con un fallecido, y 22 sospechosos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: