El presidente cubano rechaza la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos

La Habana | EFE.-

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, rechazó este viernes la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y advirtió de que la decisión “establece un peligroso precedente” que “atiza aún más” el conflicto armado en Ucrania.

La exclusión de Moscú –que luego se retiró voluntariamente al considerar que el Consejo se ha convertido en un instrumento de Occidente– se basa en supuestas «violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos» cometidas por las tropas rusas en el país vecino.

El mandatario cubano cargó en Twitter contra la votación y calificó a Rusia como un “país indispensable para lograr la solución diplomática efectiva, justa y pacífica que requiere con urgencia la actual crisis en Europa”.

Desde el inicio de las hostilidades, Cuba ha evitado calificar la agresión rusa como una invasión, pero se ha posicionado a favor del desarme nuclear y de una solución diplomática para terminar el conflicto.

“Las exclusiones a nada contribuyen, por el contrario dañan la credibilidad y la capacidad del sistema internacional para gestionar la paz”, continuó Díaz-Canel.

El canciller insular, Bruno Rodríguez, también criticó en la víspera la suspensión del país euroasiático.

“Hoy es Rusia, mañana podría ser cualquiera de nuestras naciones del sur que no se pliegan a intereses de dominación y defienden su independencia”, censuró.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó el jueves la iniciativa impulsada por EE.UU. con 93 votos a favor, 24 en contra y 58 abstenciones, superando con holgura la mayoría de dos tercios necesaria, dado que sólo se tienen en cuenta los «síes» y los «noes».

Cuba, junto con Bolivia y Nicaragua, se encuentra entre la veintena de países que se posicionaron en el “no”. Venezuela, que no puede votar por las deudas que mantiene con la ONU, también se mostró en contra.

La prensa estatal de la isla ha acusado a Washington de presionar a otros países para votar a favor de la suspensión de Rusia.

El Consejo de Derechos Humanos, que tiene su sede en Ginebra, es el máximo órgano de Naciones Unidas en este ámbito y está compuesto por 47 países, elegidos para mandatos de tres años.

Su composición, que se decide en elecciones celebradas anualmente, ha sido criticada regularmente por incluir a Estados con historiales muy dudosos.

Actualmente se sientan en el Consejo, entre otros, China, Cuba, Libia, Estados Unidos, Ucrania o Venezuela. Rusia, por su parte, ha sido un miembro habitual y ahora estaba en el segundo año de un mandato de tres.

Rusia es el segundo país suspendido del Consejo de Derechos Humanos desde que éste se creó en 2006. Hasta ahora, el único precedente era la exclusión de la Libia de Muamar el Gadafi en respuesta a la represión de las protestas de 2011.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: