Panamá dice que «tomará tiempo» identificar a migrantes muertos en accidente

Por

Panamá advirtió el jueves que «tomará tiempo» identificar a los migrantes muertos en uno de los peores accidentes de autobús de su historia, cuyos cuerpos fueron almacenados en un camión frigorífico tras colapsar la capacidad de la morgue.

Unos 40 migrantes murieron y una veintena resultaron heridos después de que el autobús que los trasladaba a la frontera con Costa Rica se salió de la ruta en la madrugada del miércoles en Gualaca, provincia de Chiriquí, a unos 400 km al oeste de Ciudad de Panamá. En el accidente también perdió la vida el chofer panameño.

El autocar trasladaba a los extranjeros desde el Darién, la peligrosa selva que limita al sur con Colombia, hacia un albergue que los hospedaría en esa localidad del oeste de Panamá, antes reanudar su viaje sin visa rumbo a Estados Unidos.

En el vehículo, parte de la flota organizada por el gobierno para intentar canalizar el flujo migratorio, viajaban 66 extranjeros y dos conductores, uno de los cuales falleció.

El vehículo se accidentó al perder el control en una curva e impactar en una roca y otro vehículo muy cerca del albergue, tras casi 14 horas de viaje para recorrer cerca de 700 kilómetros.

Faltan datos

Sin embargo, las autoridades han dado distintas versiones sobre la cifra de muertos.

«Como sabemos ya, el número de fallecidos asciende a 40 ciudadanos extranjeros», manifestó Juan García, asesor del Servicio Nacional de Migración, al canal Telemetro.

«En este viaje había ciudadanos extranjeros de nacionalidad ecuatoriana, venezolana, haitiana, cubana», agregó.

Sin embargo, la fiscalía considera que por el estado de los cuerpos no se puede dar aún una cifra exacta.

«Este proceso tomará tiempo, (…) el estado de los cuerpos y la falta de datos ante-mortem dificultan las experticias, especialmente en lo concerniente a la identificación», señaló en un comunicado el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, dependiente de la fiscalía.

«Se va a necesitar información de los países de origen de los migrantes», como registros dactilares, odontológicos y muestras de ADN de los familiares «para cotejos genéticos», agregó el Instituto de Medicina Legal.

«No podemos dar una precisión exacta del número de víctimas fatales porque hay una situación muy compleja y es que hay desmembramientos» de los cuerpos de algunos fallecidos, dijo la fiscal superior de Chiriquí, Melissa Navarro, en una declaración enviada a la AFP a través de la oficina de prensa.

«Nosotros como ministerio público hablamos del levantamiento de 37 restos hasta el momento», agregó Navarro.

El gobierno panameño no han precisado la nacionalidad de los fallecidos ni de los heridos.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, informó en Twitter que entre los muertos hay «ciudadanos cubanos».

Colombia y Ecuador también confirmaron la muerte de varios de sus connacionales.

Camión frigorífico

El accidente dejó asimismo más de 20 heridos que fueron trasladados a hospitales de David, capital de la provincia de Chiriquí, mientras que los muertos fueron llevados a la morgue judicial de esta misma ciudad.

Un camión refrigerado llegó el jueves a la morgue para almacenar los cuerpos, debido a que su capacidad colapsó y la tarea de identificación será larga.

«Los cadáveres serán conservados con la debida dignidad que los estándares internacionales establecen», indicó el Instituto de Medicina Legal.

La Cruz Roja de Panamá, que donó bolsas mortuorias a la morgue de David, informó que trata de contactar a familiares de las víctimas y heridos.

«Estamos en acciones de restablecimiento del contacto familiar para que los familiares en el exterior puedan tener conocimiento acerca de sus seres queridos», dijo a periodistas Leo Dan Berrios, director regional de la Cruz Roja para las provincias panameñas de Chiriquí, Veraguas y Bocas del Toro.

La peligrosa selva del Darién se ha convertido en un corredor para la migración irregular que viaja de Sudamérica a Estados Unidos a través de América Central. En su trayecto los migrantes deben enfrentar animales salvajes, ríos caudalosos y grupos criminales.

Según datos oficiales, en 2022 atravesaron el Darién 248.000 personas, la mayoría venezolanos. Este año ya la han cruzado 37.000 migrantes, una quinta parte niños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: