Pleno acceso a Internet abrirá puertas a mayor productividad y calidad de vida en zonas rurales, dijeron especialistas en presentación en Argentina de informe sobre conectividad rural en América Latina

El Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, Juan José Bahillo, resaltó que hoy se sabe que sin internet es inviable no solamente la producción sino también la vida en las zonas rurales.
Buenos Aires, (IICA).-

El pleno acceso a internet en las zonas rurales se traducirá en una mayor productividad y una mejor calidad de vida de las comunidades, dijeron especialistas, funcionarios y representantes del sector privado en la presentación en Argentina del informe sobre conectividad realizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

El documento “Conectividad Rural en América Latina y el Caribe: Panorama, Objetivos y Acciones para la Digitalización en América Latina y el Caribe” fue realizado por el organismo especializado en desarrollo y bienestar rural junto a sus socios el Banco Mundial, CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Bayer, Microsoft y Syngenta.

En el lanzamiento en Argentina, realizado ante un colmado auditorio en Buenos Aires y seguido por más de 900 personas a través de la transmisión por streaming, participaron el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Juan José Bahillo; el Secretario de Planificación de Desarrollo y la Competitividad Federal del Ministerio de Economía, Jorge Neme; el Subsecretario para Asuntos de América Latina y el Caribe de la Cancillería, Gustavo Martínez Pandiani, y el vicepresidente del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), Gustavo López.

En representación de los socios que realizaron el estudio junto al IICA hablaron Herbert Lewy, en representación de Microsoft; Horacio Oyhanarte, de Bayer; Mariale Alvarez, de Syngenta; Patricia Alborta, de CAF, e Irene Wasilevsky, del Banco Mundial.

También participaron Nacira Belén Muñoz, vicepresidenta del INTA; Andrés Méndez, de la Secretaría de Agricultura, y Juan Andrés Navarro, gerente comercial de ARSAT.

Alina Ruiz, agricultora y cocinera de la provincia de Chaco, en el norte de la Argentina, contó su experiencia personal en cuanto a la importancia que tiene la conectividad para los habitantes de la ruralidad.

Los detalles del documento fueron contados por sus autores, Sandra Ziegler y Joaquín Arias, mientras que el moderador fue el ingeniero agrónomo y periodista Héctor Huergo.

El trabajo actualiza datos y aporta un mapa del estado reciente de la conectividad rural en América Latina y el Caribe y es la continuación de un primer estudio que había sido publicado a fines de 2020.

Como explicaron los autores, el documento revela que hay 72 millones de personas en los territorios rurales que no tienen conectividad significativa, entendida esta como el acceso a internet con dispositivos adecuados o con una calidad de conexión que se adecúe a los requerimientos actuales.

Si bien en el tiempo transcurrido entre un estudio y otro hubo una leve mejoría en la conectividad en las áreas rurales, la mala noticia es que creció la brecha entre lo urbano y lo rural.

El estudio advierte de la necesidad de tener políticas confluyentes entre el sector público, el sector privado y la cooperación internacional. En ese sentido es necesario un trabajo mancomunado para lograr soluciones efectivas. Hoy existen iniciativas importantes en el continente para mejorar la conectividad en las áreas rurales, pero el documento revela que hay que trabajar en una escala mayor.

El rol de las políticas públicas

“Cuando yo empecé a trabajar en el campo, se decía que no había producción posible sin caminos y electrificación rural. Hoy sabemos que sin internet es inviable no solamente la producción sino también la vida en las zonas rurales”, dijo el Secretario Bahillo, quien contó que lo primero que pregunta una familia que llega a trabajar a un campo es si hay conectividad.

Bahillo advirtió que en los lugares rurales donde hay muy baja densidad de población no es atractivo comercialmente llevar la conectividad, por lo que allí el rol del Estado es insustituible.

Martínez Pandiani elogió el trabajo del IICA en la construcción de puentes entre el sector público y el sector privado “El trabajo conjunto del Banco Mundial, la CAF y el IICA con importantes compañías como Bayer, Syngenta y Microsoft nos muestran un camino a seguir”.

“El gran valor que tiene este trabajo –agregó- es no solo es un diagnóstico sino las propuestas. Las recomendaciones del documento son herramientas para encontrar soluciones”.

Por su lado, Jorge Neme afirmó que la conectividad es absolutamente crucial para el desarrollo de Argentina y de América Latina y resaltó la importancia del trabajo del IICA.

El 40% de los parajes rurales no tiene conectividad en el país y el 82% de ellos corresponde a la agricultura familiar campesina e indígena, reveló el funcionario, quien consideró que el desarrollo de la agroindustria, además de infraestructura básica, como caminos, obras de riego y maquinarias, necesita de una sólida infraestructura digital para ser competitiva.

Llamado a la acción

Los socios del IICA, que posibilitaron la realización del estudio sobre conectividad rural, también volcaron sus impresiones sobre la importancia del cuadro de situación trazado y el valor de las recomendaciones volcadas en el documento.

Herbert Lewy, de Microsoft, afirmó: “El trabajo es fantástico por el nivel de profundidad y detalle. Tienen un llamado a la acción, que es lo que estábamos buscando. Yo estoy convencido que el uso de las tecnologías es lo que nos va a dar una oportunidad real de sobrellevar las crisis que enfrentamos”.

Horacio Oyhanarte, de Bayer Argentina, consideró que “la transformación digital es un habilitador tanto de la innovación como de la sustentabilidad. Y no puede haber transformación digital sin conectividad. Por eso este trabajo es clave”.

Para Mariale Alvarez, Directora de Asuntos Públicos, Sustentabilidad y Comunicaciones de Syngenta Latinoamérica Sur, “la virtud de este diagnóstico es que nos ofrece un mapa de dónde están los baches de conectividad en los países de nuestra región, que podría servir de puntapié inicial para movilizar la acción de aún más actores del ámbito público y privado para que todos accedan a la conectividad”.

Patricia Alborta, representante en Argentina de CAF, calificó el informe como “revelador”. “Un estudio como este nos muestra brechas que debemos trabajar a nivel de un país y a nivel de la región. El Siglo XXI pasa por no excluir lo digital”, señaló.

Irene Wasilewsky, del Banco Mundial, consideró que la digitalización es una necesidad y ponderó el valor del estudio: “Siempre decimos que falta información para tomar decisiones; ahora tenemos mucha información y tenemos que empezar a trabajar”.

El Director General del IICA, Manuel Otero, por su lado, explicó que el documento debe ser visto de manera dinámica, para entender cómo está evolucionando la conectividad en las zonas rurales de las Américas.

“Cuando el IICA elabora un informe, no es para dictar cátedra, sino para crear conciencia, para llamar la atención y tratar de influir en la formulación de políticas”, dijo Otero, quien advirtió que “la agricultura intensiva en conocimientos que promovemos necesita que estemos conectados”.

Deja un comentario

%d