Universidad Estatal de Nuevo México y el IICA fortalecen alianza para desarrollar iniciativas en suelos, agua, energía y tecnologías digitales en las Américas

El Canciller de la Universidad Estatal de Nuevo México, Dan Arvizu, junto al Director General del IICA, Manuel Otero, tras la firma del compromiso con acciones puntuales para impulsar la agricultura sustentable en la región.
San José, (IICA).-

Además, firmaron un compromiso para priorizar acciones en bioeconomía y cambio climático, entre otros temas, tras la visita de una delegación de alto nivel de la universidad estadounidense a la sede central del IICA en Costa Rica.  

La Universidad Estatal de Nuevo México (NMSU, por sus siglas en inglés) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) darán impulso a la agricultura sustentable en las Américas con base en el uso de tecnologías digitales y el manejo del carbono como herramientas para el desarrollo socioeconómico rural.

Una delegación de alto nivel del centro académico estadounidense encabezada por su Canciller, Dan Arvizu, visitó la Sede Central del IICA en Costa Rica y se reunió con su Director General, Manuel Otero, para explorar áreas comunes de trabajo, coincidiendo en acciones sobre suelos, agua, energías renovables y agricultura digital.

Arvizu y Otero firmaron un compromiso compuesto por iniciativas puntuales que abarcan, además, temas de bioeconomía y cambio climático.

Este acuerdo amplía el ya vigente entre la NMSU y el IICA suscrito en febrero de 2019, con foco en investigación, educación y extensión agrícola, y del cual se han desarrollado actividades en agricultura y ganadería digitales, así como en manejo y secuestro de carbono.

“Hay una gran oportunidad de fortalecer esta asociación, trabajar en los desafíos mundiales como la descarbonización, el futuro del agua, la energía, la salud del suelo y la seguridad alimentaria es parte importante de estas alianzas estrategias para acercarnos más a la agricultura sostenible y acelerar la aplicación de tecnologías avanzadas en el sector agrícola”, expresó Dan Arvizu.

“Es de interés aprovechar la inteligencia artificial, la biología sintética y el análisis del big data. Habrá una biorrevolución que ya se viene dando y queremos estar a la vanguardia”, acotó.

La Universidad Estatal de Nuevo México y el IICA acordaron también buscar la realización de una cumbre hemisférica sobre desarrollo sostenible en la que participen ministros de Agricultura, Ambiente y Energía de la región, para analizar la agricultura en las zonas áridas y semiáridas e impulsar soluciones conjuntas a los desafíos actuales del sector.

“También existe la posibilidad de desarrollar un robot en forma conjunta sobre la base de la tecnología que ellos han desarrollado, así como de realizar cursos conjuntos en Internet de las Cosas para el agro, y que la NMSU se sume a la iniciativa Suelos Vivos de las Américas, impulsada por el IICA”, explicó Manuel Otero.

“En el escenario actual, los problemas que limitan el desarrollo rural y del sector agropecuario se resuelven con enfoques multidisciplinarios”, agregó el Director General del IICA.

Junto a Arvizu, la delegación universitaria estuvo conformada por Rolando Flores, Decano y Director de la Facultad de Ciencias de la Agricultura, del Consumidor y del Medio Ambiente (ACES); Leslie Cervantes, jefe de Gabinete de la Oficina del Rector; Sherry Kollmann, Vicecanciller Asociada y encargada de Aprendizaje Digital; Manoj K Shukla, Profesor de Física Ambiental del Suelo y Director del Programa Global ACES; y Mario Allegri, Cátedra Gerald Thomas de la NMSU.

Los representantes de la Universidad Estatal de Nuevo México además visitaron el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), en Turrialba, Costa Rica.

En su campus ubicado en Las Cruces, segunda mayor ciudad en importancia del estado detrás de la capital Albuquerque, la Universidad Estatal de Nuevo México tiene más de 14.000 estudiantes provenientes de 49 estados del país y 89 naciones extranjeras.

Cuenta con oficinas de extensión cooperativa ubicadas en cada uno de los 33 condados de Nuevo México y 12 centros de investigación y ciencia agrícolas.

Es un centro académico con alto expertise en el manejo de tierras áridas y semiáridas, en el manejo del carbono y la salud del suelo en este tipo de ambientes Se enfoca en actividades de investigación, educación y divulgación sobre soluciones climáticas naturales para propiciar prácticas rentables que proporcionen ingresos adicionales a los agricultores y ganaderos en Nuevo México. Fundada en 1888, NMSU ofrece 28 programas de doctorado, 58 programas de maestría y 96 especializaciones de licenciatura.

Visita y colaboraciones puntuales

Como parte de la visita a la sede central del IICA, la delegación de la NMSU conoció las iniciativas que conforman el IICA de puertas abiertas, como el Centro de Interpretación del Mañana de la Agricultura (CIMAG) y el laboratorio de Fabricación Digital Fab Lab, enfocado en la innovación tecnológica agropecuaria.

“Estoy impresionado por lo que he visto en las instalaciones del IICA, son excepcionales y revolucionarias, hay que acelerar el progreso hacia la implementación de herramientas de alta tecnología, tecnologías digitales de todo tipo para mejorar la forma en que producimos alimentos”, dijo el Canciller de la Universidad Estatal de Nuevo México.

Como parte del acuerdo entre ambas organizaciones se desarrollará una plataforma hemisférica de pasantías que incluya a docentes, funcionarios y estudiantes.

En agricultura digital, el compromiso se enfocará en facilitar el desarrollo de capacidades en jóvenes para abonar en la reducción de la brecha digital y aprovechar las tecnologías digitales para impulsar la transformación del agro.

En cuanto a bioeconomía, el acuerdo se centrará en el desarrollo de actividades de sensibilización sobre su potencial en la agricultura y los territorios rurales, la promoción del bioemprendedurismo, nuevos negocios relativos a biocombustibles (etanol y biodiésel), productos farmacéuticos, plantas medicinales, cultivos autóctonos para la regeneración de suelos, uso de residuos y conservantes, y respaldo a políticas de base bioeconómica.

También promoverán el uso de energías renovables en las Américas asociadas con la agricultura, principalmente bioenergías, la eólica y la solar.

En lo relacionado a cambio climático, promoverán en los Estados Miembros del IICA la salud del suelo y las medidas de resiliencia a través de actividades, documentos técnicos y proyectos de vanguardia sobre prácticas mejoradas de gestión del suelo, cultivos, nutrientes y agua en diversos sistemas agroalimentarios, así como el impacto de las diferentes prácticas de manejo de los recursos naturales en el secuestro de carbono y los servicios ecosistémicos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: