Reclaman al presidente de Guatemala por acusar de «acarreados» a hambrientos

Guatemala | EFE.-

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, recibió este jueves varios reclamos después de que el miércoles llamara «acarreados» a personas que portan banderas blancas, señal del hambre en la población en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus.

Las palabras del gobernante provocaron reclamos como el de la diputada opositora Ligia Hernández Gómez, del partido político Semilla, quien aseguró este jueves ante el Congreso que el país «está pasando hambre» debido a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

«La gente ya no tiene qué comer. Están pidiendo comida en las esquinas y no son acarreados», manifestó Hernández Gómez.

La bancada opositora URNG-MAIZ, compuesta por tres diputados, también mostró su malestar por las palabras de Giammattei.

«Pedimos respeto para todos los guatemaltecos que están sufriendo y buscan ayuda por medio de banderas blancas», señaló la agrupación política de izquierda en una nota de prensa en la que aseveró también que «burlarse de ellos es jugar con el hambre que están padeciendo».

Giammattei acusó el miércoles en cadena nacional a algunas personas de salir con banderas blancas a las calles supuestamente alentados por el pago de terceros.

«Descubrimos que hay gente que está siendo pagada para que salgan con banderas blancas, acarreados. Es gente a la que ya le dimos cajas con alimentos», dijo Giammattei, sin extenderse al respecto.

Las banderas blancas, símbolo del hambre, empezaron a ondear en algunas fachadas de hogares en Guatemala desde la semana pasada por falta de alimentos, tras casi 40 días en cuarentena a causa de la penetración del coronavirus en el país centroamericano.

En más de una docena de calles de la urbe metropolitana también hay personas con prendas blancas pidiendo ayuda u alimentos.

La colocación de las banderas en las afueras de sus viviendas ha sido una constante reciente en algunos sectores de la Ciudad de Guatemala, pero también en el interior del país.

La crisis derivada de la pandemia ha profundizado la angustia de la mayoría de la población, ya que más del 60 por ciento de los 16 millones de habitantes viven en condiciones de pobreza y uno de cada dos niños sufre de desnutrición, según datos de organismos internacionales.

Además de la bandera blanca, en Guatemala se ha popularizado el uso de colores para pedir ayuda a la comunidad debido a la pandemia, como la roja para adultos mayores que necesitan medicamentos o víveres; la amarilla en caso de niñez maltratada; la negra para denunciar violencia machista a una mujer y la azul para hombres violentados.

El país centroamericano contabilizó su primer caso de coronavirus el 13 de marzo y desde entonces se han contagiado 585 personas, incluidos 16 fallecidos.

El Gobierno de Guatemala está a la espera de concretar ayudas para la población en mayo después de una ampliación presupuestaria de casi 2.025 millones de dólares en abril para afrontar la emergencia sanitaria.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: