$10 millones a ARENA y $5 millones para Flores.

Por Daniel Trujillo | San Salvador.-

  • Imagen capturada de pantalla.
    Imagen capturada de pantalla.

    La Fiscalía General de la República detalló que todo ese dinero venía en cheques a nombre del expresidente y $10 millones se depositaron en una cuenta bancaria en Costa Rica a nombre del Centro de Estudios Políticos José Rodríguez Porth, cuyo titular era Gerardo Balzaretti Kriete. Los otros $5 millones fueron al patrimonio del exmandatario.


En la audiencia preliminar contra el expresidente de la República, Francisco Flores, por delitos de corrupción la Fiscalía General de la República (FGR) afirmó en su intervención que $15 millones en donativos de Taiwán al país fueron repartidos entre ARENA y el exmandatario.
El fiscal del caso, Julio César Zamora, explicó que $10 millones se destinaron al partido ARENA y $5 millones ingresaron al patrimonio de Flores.
Zamora detalló que todo ese dinero venía en cheques a nombre del expresidente y $10 millones se depositaron en una cuenta bancaria en Costa Rica a nombre del Centro de Estudios Políticos José Rodríguez Porth, cuyo titular era Gerardo Balzaretti Kriete.
Según la versión fiscal, Balzaretti Kriete abrió la cuenta el 28 de octubre de 2003  y con el paso del tiempo ese dinero se trasladó a otro banco en El Salvador a nombre de ARENA, “cuenta especial COENA”.
La investigación de la FGR indica que de ese dinero se generaron más de $110,000 en intereses, que también fueron retirados.
El fiscal Zamora indicó que del donativo se registraron nueve proyectos, de los cuales, en cinco no existen registros. Aseguró que el país asiático confiaba en la administración gubernamental de ese entonces y Taiwán pensó que se había ejecutado la ayuda.
En su intervención, la FGR mantuvo la acusación contra Flores por los delitos de enriquecimiento ilícito, peculado y desobediencia a particulares.
La querella, en cambio, pidió agregar el crimen de lavado de dinero e indicó en su intervención en la audiencia preliminar que se realizaron 12 transferencias de dinero de la cuenta del Centro de Estudios Rodríguez Porth a la de ARENA.
La parte querellante dijo que el delito de lavado se originó porque el dinero de la donación no se destinó para la cooperación y, en cambio, se fue para el partido político de derecha, entidad que no tenía nada que ver con la finalidad para la cual se enviaron los millones de dólares.
Mientras, la defensa del expresidente Flores argumentó que tanto la Fiscalía como los querellantes no especificaron las pruebas de los delitos con los que acusan a su cliente.
La audiencia preliminar continua este día y está programado que las partes expongan sus alegatos finales y el juez tome decisión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: