Recesión ensombrece la apertura del Foro Económico Mundial en Davos

Por Divya Chowdhury y Maha El Dahan | DAVOS, SUIZA | Reuters.-

La perspectiva de una recesión mundial inminente arrojó una sombra sobre Davos el lunes, cuando los participantes reunidos para la apertura de la reunión anual del Foro Económico Mundial calcularon el costo probable para sus empresas y la producción.

Dos tercios de los principales economistas de los sectores público y privado encuestados por el Foro Económico Mundial esperan una recesión global este año, y alrededor del 18% considera este escenario como «extremadamente probable», más del doble que en el sondeo anterior realizado en septiembre de 2022.

«El entorno actual de alta inflación, bajo crecimiento, alta deuda y fragmentación reduce los incentivos de inversiones necesarias para volver al crecimiento y elevar los niveles de vida de los más vulnerables del mundo», dijo la directora gerente del Foro Económico Mundial, Saadia Zahidi, en un comunicado que acompañó a los resultados de la encuesta.

El sondeo del Foro Económico Mundial se basó en 22 respuestas de un grupo de economistas sénior de organismos internacionales, incluido el Fondo Monetario Internacional, bancos de inversión, multinacionales y grupos de reaseguradoras.

La semana pasada, el Banco Mundial recortó sus pronósticos de crecimiento para 2023 a niveles cercanos a recesión para muchos países, a medida que se intensifica el impacto de los aumentos de tasas de los bancos centrales, continúa la guerra de Rusia en Ucrania y se debilitan los principales motores económicos del mundo.

Las definiciones de lo que constituye una recesión difieren en todo el mundo, pero generalmente incluyen la perspectiva de economías en contracción, posiblemente con una alta inflación en un escenario de «estanflación».

En cuanto a la inflación, la encuesta de Davos observó grandes variaciones regionales: la proporción que esperaba una inflación alta en 2023 osciló entre solo el 5% en China y el 57% en Europa, donde el impacto del aumento de los precios de la energía del año pasado se ha extendido a la economía en general.

La mayoría de los economistas prevé un mayor endurecimiento de la política monetaria en Europa y Estados Unidos (59% y 55%, respectivamente), con los responsables políticos atrapados entre los riesgos de endurecer demasiado o muy poco sus posturas.

«Está claro que hay una caída masiva en la demanda, los inventarios no se están liquidando, los pedidos no llegan», dijo a Reuters Yuvraj Narayan, director ejecutivo adjunto y director financiero de la empresa de logística global con sede en Dubái DP World.

EVITAR DESPIDOS

Pocos sectores esperan ser totalmente inmunes.

Matthew Prince, presidente ejecutivo de la empresa de servicios en la nube Cloudflare Inc., dijo que la actividad de internet apuntaba a una desaceleración económica.

«Desde el Año Nuevo, cuando me pongo al día con los directores ejecutivos de otras compañías de tecnología, dicen: ‘¿has notado que el cielo se está cayendo?'», dijo a Reuters.

Jenni Hibbert, socia de Heidrick & Struggles en Londres, dijo que la actividad se estaba normalizando y que la firma de búsqueda de ejecutivos estaba teniendo «un flujo menor» después de dos años de fuerte crecimiento.

«Estamos escuchando la misma perspectiva dispar entre la mayoría de nuestros clientes. La gente espera un mercado más desafiante», dijo Hibbert a Reuters.

RECORTES DE AYUDA

En ninguna parte es más tangible el impacto de la recesión en el mundo que en los esfuerzos para abordar la pobreza.

Peter Sands, director ejecutivo del Fondo Mundial para la Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, dijo que la ayuda para el exterior estaba siendo recortada en los presupuestos a medida que los donantes comienzan a sentir los efectos, al tiempo que la recesión golpeará duramente a la provisión de salud local.

Una preocupación común entre muchos participantes de Davos fue el gran nivel de incertidumbre para el próximo año, desde la duración e intensidad de la guerra de Ucrania hasta los próximos movimientos de los principales bancos centrales que buscan reducir la inflación con fuertes aumentos de tasas.

El director financiero de una empresa estadounidense que cotiza en bolsa dijo a Reuters que estaba preparando escenarios muy variados para 2023 a la luz de la incertidumbre económica, en gran parte relacionada con la tendencia de las tasas de interés este año.

«Quiero que la perspectiva se debilite un poco para que las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos comiencen a bajar y se alivie toda la absorción de liquidez por parte de los bancos centrales», dijo a Reuters Sumant Sinha, presidente y CEO del grupo indio de energía limpia ReNew Power.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: