Perú busca un acuerdo de interdicción con EE.UU. para combatir el narcotráfico

Lima | EFE.-

La cancillería de Perú informó este sábado que busca lograr con Estados Unidos un acuerdo de interdicción no letal de vuelos ilícitos para combatir el narcotráfico, tras la suspensión de estos operativos en 2001 por el trágico derribo de una avioneta con misioneros estadounidenses.

El canciller peruano, César Landa, se reunió el viernes con el secretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Brian Nichols, en Santiago de Chile, en el marco de la ceremonia de asunción presidencial en ese país.

Durante ese encuentro, Landa le expresó a Nichols «el interés de Perú de lograr un acuerdo de interdicción no letal de vuelos ilícitos para combatir el narcotráfico», según informó la cancillería este sábado en su cuenta de Twitter.

El ministro peruano reafirmó el compromiso del Perú en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas y la importancia de continuar con la cooperación internacional para tal fin.

Un avión de la Fuerza Aérea de Perú derribó por error una avioneta con una familia de misioneros estadounidenses, el 20 de abril de 2001, cuando volaba de la ciudad amazónica de Iquitos hacia Leticia en Colombia, al confundirla con una nave de narcotraficantes.

En el derribo falleció una mujer y su bebé de siete meses, mientras que otras tres personas resultaron heridas, razón por la cual este programa de cooperación entre ambos países quedó suspendido indefinidamente.

La cancillería recordó que mantiene permanente contacto con altas autoridades norteamericanas y extranjeras en su propósito de articular esfuerzos en el combate al flagelo del narcotráfico.

En ese sentido, el ministro y representantes de la cancillería sostuvieron reuniones con la embajadora de EEUU en Perú, Lisa Kenna, en febrero último y este mes con la Subsecretaria de Estado de ese país, Wendy Sherman, para dialogar sobre la cooperación antidrogas.

También hubo un encuentro con la Secretaria Adjunta para Programas del Hemisferio Occidental de la Oficina de Asuntos Antinarcóticos Internacionales, Heide Fulton, y con el Director Adjunto de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas, Eric Talbot.

En el mismo sentido, Landa participó el jueves pasado en el lanzamiento en el Perú del informe anual de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) en donde reiteró el compromiso del Perú en la lucha contra las drogas.

El informe de la JIFE, recopilando datos ya publicados por Naciones Unidas, recordó que el cultivo de hoja de coca cayó en Colombia pero aumentó en Perú y Bolivia.

En Colombia los plantíos de coca descendieron desde las 154.000 hectáreas en 2019 hasta 143.000 en 2020, mientras que en Perú se registró un aumento hasta las 61.777 hectáreas en 2021.

Según la JIFE, la vía fluvial Paraguay-Paraná «parece haberse consolidado como puerta de entrada para el transporte de la cocaína fabricada en Bolivia y Perú a los mercados internacionales de cocaína a través de puertos del Brasil y Paraguay».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: