El Salvador llega a 424 casos de COVID-19 tras un alza del 7,4% en los contagios

San Salvador | EFE.-

El Salvador sumó 424 casos de COVID-19 tras registrar un alza de 29 contagios, mientras que la cifra de fallecidos se mantiene en 10, de acuerdo con datos consultados este viernes.

Las autoridades de salud realizaron el jueves 1.406 pruebas, con las que detectaron los 29 contagios, la segunda cifra más alta computada durante la pandemia en El Salvador y que representa un alza del 7,4 %.

La cifra de fallecidos se mantiene en 10, los pacientes recuperados llegaron a 125 y los casos «activos» suman 289.

Según el sitio oficial del Ministerio de Salud sobre el COVID-19, 223 pacientes se mantiene sin síntomas, 57 se encuentran estables, 4 tienen un pronóstico «moderado» y 3 «grave». En estado «crítico» se encuentran 2 personas.

El departamento de San Salvador es el epicentro de contagios del coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID-19) con 157 casos, el 37 % y le siguen La Libertad (centro) y Santa Ana (noroeste) con 23 cada uno.

La cuarentena domiciliar obligatoria y el estado de emergencia nacional concluirán el próximo 16 de mayo, sin que las autoridades salvadoreñas descarten una nueva ampliación.

«Estamos en etapa de máximo contagio comunitario. Estar fuera de casa es un atentado para su salud y la de su familia», aseguró el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, la noche del jueves en su cuenta de Twitter.

RECLAMO PRESIDENCIAL

El mandatario señaló, en un inusualmente largo mensaje en su cuenta oficial de Facebook, que se vieron a «miles de personas en las calles rompiendo la cuarentena».

«Algunos dicen que es porque no tienen que comer, y no dudo que en algunos casos sea verdad. Pero en la mayoría de casos es mentira, lo que en realidad los mueve (aunque no les guste que se los diga) es la codicia, la vanidad y la irresponsabilidad», manifestó el mandatario.

«Dios nos dio la oportunidad de quedarnos en casa y salvarnos de esta enfermedad», dijo, pero «parece que los salvadoreños estamos escogiendo contagiarnos y contagiar a nuestras familias».

«En unos días veremos los resultados de esto, y le pediremos a Dios que nos ayude. Pero no sé si nos ayudará, porque cuando nos dio la opción de escoger, escogimos la muerte», subrayó.

A finales de marzo, miles de personas se concentraron en las sedes del Centro Nacional de Atención y Administración de Subsidio (CENADE) de diferentes ciudades para pedir información de un bono estatal para alimentos de 300 dólares.

El mandatario ordenó cerrar estos centros y dispuso que las consultas se realizaran por internet y un centro de llamadas.

En esa ocasión sostuvo que «aunque las aglomeraciones de hoy fueron lamentables», su impacto en los niveles de contagio sería «alarmante».

«Asumiendo que afuera de todos los CENADE se hubieran aglomerado 20.000 personas, eso equivaldría a menos de un tercio de un 1% de la población» y el «0.3% de la población no es alarmante, si el otro 99.7% respetara la cuarentena», acotó.

Por otra parte, cerca de un centenar de sindicalistas rompieron este viernes la cuarentena domiciliaria obligatoria por la pandemia de COVID-19 para manifestarse desde sus vehículos por el Día Internacional del Trabajo y con algunos mensajes de respaldo a la gestión de Bukele.

«Como Gobierno queremos ser contundentes. No lo vemos nosotros como una ruptura del decreto (de cuarentena), lo vemos como un gesto loable», manifestó el ministro de Trabajo, Rolando Castro, tras recibir a un grupo de estos sindicalistas.

El Ejecutivo de Bukele ha detenido a 2.323 personas por supuestamente saltarse la cuarentena y pese a que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema le ha prohibido dicha práctica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: